10 claves para escoger el mejor kínder posible

El peque ya tiene tres años y está listo para ir al kínder. Es un momento trascendental pero tampoco marcará su destino, recordemos que la educación también se recibe en casa.Aun así, es importante no tomar la decisión a la ligera y seguir algunas pautas para saber elegir la primera escuela de tu chamaco.

Platicamos con Miss Marcela, con más de 35 años de experiencia dando clases y, de una conversación muy agradable que tuvimos, sacamos las 10 claves para escoger un kínder. 

[Tal vez te interese leer “¿Cuál es la inteligencia que predomina en tu peque?”]

1. “La mejor escuela es la que queda cerca de tu casa”

O en el camino entre tu trabajo y casa. Para Miss Marcela esta máxima es la más importante de todas y además de hacer tu vida más sencilla consigue que tu peque sufra el menor estrés posible. “Hay que evitar esa angustia que viven los niños. El apúrate y corre”. El viaje a la escuela debe ser libre de estrés para mejorar su rendimiento y hacer agradable la experiencia de aprender.

2. El horario más óptimo es el que te acomoda

En esta misma línea, busca una escuela que no tenga horarios de pesadilla. Que te dé tiempo dejarlo antes de ir al trabajo y recogerlo a la hora de la comida, por ejemplo. Si tiene otros aspectos que te favorecen, menos el horario, entonces sería muy conveniente que estuviera cerca de casa de los abuelos o de alguien de confianza, para que te ayuden a ir por él, a hacer sus deberes o por cualquier emergencia.

3. Un club de tareas es ideal

Digamos que ya tienes al mejor preescolar posible, pero no queda cerca de casa ni te acomodan los horarios. Entonces asegúrate de que tenga un club de supervisión de tareas para que cumpla con sus deberes mientras vas por él. Aún así, “procura revisar su tarea en la noche y coméntala con él en la mañana, para que vea que estás al pendiente”.

4. Valores de acuerdo con los tuyos

Esto es clave para no confundir a tu peque. “En caso de que no lo tengas muy claro, pregúntate qué es lo que quieres o no quieres para tus hijos. Por ejemplo, si no quieres que sea religiosa, si quieres que sea bilingüe, si quieres disciplina, si no quieres demasiadas libertades, etcétera. Si no estás de acuerdo con los valores de la escuela, no lo metas ahí o si ya está adentro, busca otra escuela. Solo no le digas a tu hijo que la miss está mal porque le crea problemas con la autoridad”.

5. Actividades extracurriculares

Es importante que sea una buena escuela en el día a día, por supuesto, pero también es clave que tenga proyectos extracurriculares para que tus hijos aprendan a tener diferentes objetivos y conseguirlos. Más importante aún: para desarrollar disciplina diaria y a largo plazo. “El resultado lo vas a ver toda la vida”.

6. Áreas verdes

Es importante que haya jardines y juegos, sobre todo si en casa no cuentas con este tipo de ventajas para que tu peque entre en contacto con la naturaleza y desarrolle sus habilidades motrices. Sin embargo, “tal vez tienes un parque cerca de casa, entonces no es tan importante que tenga jardines”, sino que salga temprano y puedas llevarlo a pasear. Es algo que debes sopesar.

7. Comunicación con los maestros

En la búsqueda del mejor preescolar, se vale visitar antes las instalaciones y conocer a los maestros. De hecho hay algunos jardines de niños que reciben a padres interesados. Una vez que tu hijo esté ahí es fundamental platicar con la miss, hacer equipo con ella para formar a tu peque. Si tomas una decisión, debes compártirsela para que ella esté enterada. “Por ejemplo, no le digas a tu hijo que van a hacer trampa con la tarea, mejor dile que ella te dio permiso de tal o cual cosa (y coméntaselo al otro día)”.

8. Atención personalizada

En la medida de lo posible, busca un preescolar que no tenga demasiada población. Con una atención más cercana los peques siempre logran mejores resultados. Es ideal que una miss se concentre en pocos alumnos, pero si no se puede, no hay problema, ellas siempre ponen todo su empeño y atención a cada niño.

9. Que no te deje en la ruina

Es posible que hayas encontrado el kínder ideal pero respresenta un buen porcentaje de tus ingresos. En ese caso, tal vez habría que optar por la segunda mejor opción, ya que tampoco se trata de dejarte en bancarrota. Recuerda que el preescolar no lo es todo y hay otras necesidades a cubrir en la calidad de vida de tu hijo, como la salud y la alimentación, por ejemplo.

10. Pide referencias

Nunca está de más pedir una segunda opinión. Si gracias a los puntos anteriores ya encontraste un jardín de niños óptimo, (tal vez no el perfecto pero sí el mejor posible), investiga y pregunta a papás que hayan llevado a sus hijos a esa escuela. Esto te ayudará a reforzar tu impresión o a considerar otras opciones. Lo importante es que estés segura al cien por ciento.

[Tal vez te interese leer “Quiero que comience a leer antes de entrar a la escuela”]

Es casi imposible que una escuela llene todos los requisitos, así que tienes que ver qué es lo más importante para ti y darle prioridad a algunos puntos por encima de los otros.

¿Cómo ves? ¿Hay alguna otra clave que no hayamos considerado? ¿Tienes alguna duda respecto a alguno de los puntos?  Haznóslo saber en los comentarios.

 

Oli

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.