10 miedos que toda mamá debe superar

Sabemos que los deseos de ser la mejor mamá de todos los tiempos nos pone muy nerviosas y, por qué no decirlo, nos provoca muchos miedos. Es complicado manejar la presión de esta etapa maravillosa, pero también se trata de mantener la calma y una actitud positiva. ¡Venga!, que no somos las primeras ni seremos las únicas en traer un bebé al mundo.

 1.  ¡Se me va a caer!

Creemos que por alguna razón sobrenatural nuestro bebé terminará en el piso aunque tengamos todo el cuidado del mundo. No hay porqué angustiarse, sólo debes tomar tus precauciones.

 2.  Nunca va a dejar el pañal

Es normal que pensemos que nunca dejará de ser bebé pero seamos honestas, crecerá (y hasta se convertirá en adulto), sólo es cuestión de tiempo. No hay por qué presionarlo.

 3.  No volveré a dormir bien jamás

Hay razones justificadas para pensar que nunca más te sumergirás en el sueño sin preocupaciones, pero con los años volverás a descansar de lo lindo (no significa que tu hijo no te importe, claro).

 4.  Se me va a perder en la calle

Uno de los grandes temores es que desaparezca de nuestra vista en un centro comercial o en el parque. Hay que guardar la calma (y no apretarle demasiado la mano).

 5.  No seré una buena madre

No hay por qué pensar eso, haces hasta lo imposible por ser la mejor y tus peques te adoran. En vez de paralizarte por este temor, despierta todos los días con todas las ganas de dar tu amor.

 6.  No voy a poder darles lo mejor

El amor por tus peques no tiene límites y bien que lo sabes. Si por alguna razón tienes que enfrentarte a situaciones complicadas, ese amor que sientes por ellos siempre es tu motivación para salir adelante.

 7.  No volveré a ser sexy

Aunque la idea aparece por tu mente cada vez que te miras al espejo y estás agotada después de un día difícil, es una cuestión de mera actitud y energía. Mañana mismo consiéntete con algunas prendas que te queden increíble y estrénalas.

 8.  Me voy a convertir en mi madre (¡o en mi suegra!)

Este es un problema de identidad. Como nuestra mamá es nuestro ejemplo directo, creemos que ser responsable y guía, es ser como ella. Para nada, cada persona tiene su propia experiencia y estilo. Además, ¿es tan malo parecerse a ella?

 9.  No me quiere mi bebé

Es un miedo natural porque es tanto el amor que le tenemos a nuestros peques que nos aterroriza que no sea correspondido. Sin embargo, esto no debe detenerte a la hora de ponerle límites, no te va a dejar de querer si no caes rendida ante sus berrinches.

 10.  Se va a enfermar horrible

Con sólo un estornudo queremos llevarlo a urgencias. Cuando presente síntomas, primero debes guardar la calma para que tu bebé no se espante, después llevarlo a un especialista para que te oriente. Todos los niños deben enfermarse, es saludable, así que no hay por qué entrar en pánico.

Oli

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.