10 razones por las que es mejor dejar llorar a tu bebé… o no

Primero que todo, quiero decir que el hecho de que existan estas razones no quiere decir que sean válidas o no. Simplemente existen. Cuando nació mi primer hijo el llanto fue uno de los temas que más me preocupó, porque más allá de no poder dormir, me angustiaba sentir que no me podía comunicar con mi bebé. La mayoría de la gente decía que era normal, que era cuestión de tiempo para que dejara de llorar. Pero también -y seguramente a ti también te ha ocurrido- hubo amigas que me recomendaron dejarlo llorar.

Me puse a recopilar las razones por las que me aconsejaron esta práctica para compartirlas con ustedes, pero mi instinto maternal me hizo acompañar estas razones con los motivos por los que yo no pude llevarla a cabo

Para nada intento decir que las mamás que dejan llorar a sus bebés actúan de mala fe. Sé que también es difícil para ellas y toman la mejor decisión para sus hijos. Tal vez estén en lo correcto, simplemente hay mamás que no podemos hacerlo, ¿o tú qué opinas?

[Tal vez te interese leer: Idioma bebé, ¿qué significa cada tipo de llanto?]

1. “Porque así se cansa y duerme toda la noche”

Pero

Los bebés duermen en lapsos cortos por naturaleza, es hasta los cuatro meses cuando algunos, no todos, comienzan a tener ciclos de sueño más largos. De hecho, según Penelope Leach, autora de ‘Your Baby and Child’, es hasta los nueve meses que los bebés aprenden que la noche es para dormir. Esta psicóloga opina que hay que estar ahí cada vez que el bebé despierte en la madrugada, para darle confianza y demostrarle que jamás lo abandonaremos. De esta manera, crecerá con seguridad en sí mismo.

2. “Porque tiene que aceptar que no siempre se obtiene lo que se quiere”

Pero

Es un bebé, no tiene otra forma de comunicarse conmigo más que a través de su llanto, y yo quiero estar ahí para atenderle. Aun cuando ya haya comido y ya le haya cambiado el pañal, podría sentirse solo. Si esto lo condiciona a llorar para satisfacer sus demandas, ¿de qué otra manera podría hacerlo?

3.  “Porque va a aprender a ser independiente”

Pero

En los primeros meses no tiene la posibilidad de valerse por cuenta propia, por naturaleza depende de mí para satisfacer todas sus necesidades, protección y seguridad.

4. “Porque debe aprender a calmarse a sí mismo”

Pero

Dejar de llorar y permanecer en silencio no es sinónimo de estar en calma. Al contrario, puede producirle ansiedad. Por ahora mis brazos son los que le brindan la tranquilidad.

[Tal vez te interese leer: ¿Qué hago para que deje de llorar?]

5. “Porque debe tener un ciclo de sueño saludable”

Pero

Dormir toda la noche no es equivalente a tener un ciclo de sueño saludable, al menos no en un bebé. Tal vez yo debería dormir de corrido toda la noche, pero no hasta que mi bebé se acostumbre. (Existe el método del pediatra Richard Ferber, el cual se piensa que se fundamenta en dejar llorar a nuestro recién nacido hasta quedarse dormido. Sin embargo, es más complejo: tiene que ver con dejarlo solo en intervalos cada vez más largos de tiempo -pero poco a poco- y hablarle dulcemente para que sepa que estamos cerca).

6. “Porque es bueno que se desahogue”

Pero

El bebé no llora para desahogarse, llora porque tiene necesidades, porque se siente solo en la cuna. Y aun cuando parece que dejar de llorar es estar en calma, podría seguir estresado.

7. “Porque debe aprender que no siempre estaré ahí para él”

Pero

Mi intención en la vida es estar ahí para mi bebé, siempre. O al menos todo lo que se pueda.

8. “Porque quiero evitar que se vuelva un niño mimado”

Pero

Paso a paso. Cuando él sea consciente del impacto que tiene su llanto en mí, pensaré en dejar de ir hacia él cada vez que llora. Por ahora, no soy capaz de escuchar su llanto toda la noche.

9. “Porque mejora su humor durante el día”

Pero

Durante la noche también quiero que esté del mejor humor posible.

10. “Porque las lágrimas matan bacterias”

Pero

Esto tuvo que ser alguna broma de una amiga. Lo baño y lo limpio para que no tengan que ser las lágrimas las que limpien sus bacterias. Aunque sí es cierto que en 2011 un estudio de Food Microbiology descubrió que las lágrimas tienen propiedades antibacteriales.

 

¿Tú qué opinas de este controvertido debate?

 

 

Oli