5 formas de hacer los viajes más divertidos

Cuando los hijos son pequeños, los viajes en auto pueden convertirse en un infierno, ya que no están hechos para tener tanta paciencia. Por eso, es nuestro papel hacerles más placenteras esas horas en la carretera, con la ansiedad de ver por fin la playa, la montaña, la casa de la abuela o a donde sea que tengan planeado viajar.

Aquí unos consejos para entretenerlos y convivir en familia, sin la necesidad de la tecnología o cargar juguetes.

 1  Rola la rola

Tú tarareas el inicio de una canción y los demás tienen que adivinar de cuál se trata. Después le toca a tu peque la siguiente y así sucesivamente hasta que alguien adivine diez canciones. No tienen que ser unos expertos en música, las canciones de cuna también entran en la competencia y lo importante es educar su memoria.

 2  Veo veo

Pasan los años y este juego sigue manteniéndose vigente. Alguien ve algo, ya sea dentro del auto o en la carretera, da algunas pistas, y los demás deben adivinar de qué se trata. Este ejercicio no sólo ayudará a poner en forma a su imaginación, sino también la tuya.

 3  Adivina quién… de la familia

Este juego es súper sencillo pero al mismo tiempo atrapa hasta al peque más complicado. Se trata de contar algunos secretos de un miembro de la familia y los peques deben adivinar de quién se trata. Puedes contar cosas de tu infancia o de la juventud de los abuelos. Ademá de interesarlos en la familia siempre les encanta saber cosas de la niñez de los adultos.

 4  20 preguntas

El chaparrito tendrá veinte preguntas para averiguar algo sobre tu infancia. Prométele que le contarás cómo fueron tus vacaciones perfectas y hazlo que adivine si fue playa o bosque, si estabas con tu familia, qué comieron, etcétera. Esto hará que utilice su imaginación y te conozca mejor.

 5  Cadena de palabras

Además de entretenerse en familia, pondrán a prueba su vocabulario y su agilidad mental. Alguien debe decir una palabra y el siguiente debe decir otra que comience con las dos últimas letras de la primera. Es decir, alguien dice “camino”, el siguiente dice “noviembre”, el siguiente “refrán”, el siguiente, “anciano”, y así sucesivamente hasta que alguien se quede sin palabras. Si es muy complicado podrían sólo enumerar palabras que inicien con la misma letra.

Prepárate para un trayecto lleno de risas hacia ese descanso que te mereces. ¿Se te ocurre algún otro juego para divertirlos en carretera? ¡Cuéntanos!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.