5 ideas geniales para tomarte un respiro

Ser mamá es un trabajo extenuante. A veces, entre tanto llanto y labores pendientes en la casa, le brotan a una las ganas de explotar.

En los momentos en los que te sientes así, lo ideal es detenerte un minuto, respirar profundo, tomar un vasito de agua y buscar la manera relajarte. Hay que entender que esto es común, nadie nos dijo que ser mamá trae consigo tanta presión y dolores de cabeza. Así que dedícate unos minutos al día sólo para ti, busca quien cuide a tus peques, diles a ellos que llegó el momento para mamá y desconéctate.

 1  Prepárate un sesión de spa

Si puedes ir a uno, mejor aún. Si no, date un baño relajante con aceites y tu música favorita. Pídele a tu pareja que te dé un masaje o ponte cremas por todo el cuerpo, desde los pies hasta la cara. Llena tu recámara con tus aromas predilectos, respira profundo y trata de poner tu mente en blanco.

 2  Dedícale un momento a tu pasión

Toda mamá tiene escondida una actividad que le apasiona y que seguramente practicaba con entusiasmo antes del embarazo. Ubica cuál es la tuya y cultívala al menos una media hora al día. Puede ser pintar, dibujar, hacer manualidades, leer artículos en internet (como los de Aserrín Aserrán) o tocar un instrumento musical.

 3  Cocina un nuevo platillo

Para muchas mamás poner en práctica sus habilidades culinarias es relajante. Si es tu caso, busca recetas en internet y date un tiempo para concentrarte sólo en prepararlas. Esto te ayudará a desconectarte y los principales beneficiarios seguramente serán tus peques. ¿Qué tal un sabroso postre o unas galletas espléndidas?

 4  Visita a tus amigas

Nunca está de más darte una escapadita para ponerte al día con ellas. A veces, platicar de sus problemas ayuda a que tú te olvides por un momento de los tuyos. Si te es imposible trasladarte hasta un cafecito, visítalas en su casa o por lo menos ábrete un espacio en tu agenda para chatear con ellas.

 5  Lánzate al gym

Inscríbete en un gimnasio cercano o a clases de yoga y trata de ir no sólo para estar en línea, también para desconectarte de casa. Si tu horario no se ajusta, prueba con salir a correr al parque cada vez que te sientas bajo mucha presión. Ponte tus tenis, tu ropa deportiva y a sudar se ha dicho.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.