5 señales de que (tal vez) lo sobreproteges

Es tanto el amor que le tenemos a nuestros peques que nos aterroriza que les pase algo malo, es más, nos aterroriza que les pase cualquier cosa. Sin embargo, corremos el riesgo de sobreprotegerlos. Esto puede tener malas consecuencias, puesto que parte de prepararlos para le mundo tiene que ver con desarrollar defensas y superar obstáculos.

 1  Lo llevas al pediatra todos los días

Al menor estornudo, lo envuelves, arrancas el auto y vas con el especialista. Es importante tenerlo monitoreado, sin embargo, es normal que tu bebé estornude y tosa.

 2  Hace sol, le pones chamarra

Así esté la temperatura en 40 grados, tu bebito trae más ropa que un esquimal. No se va agripar por el frío, sino por contagio, así que deja que se destape si tiene calor.

 3  Cuando se cae, también se cae el mundo

No hay porque prender los focos rojos cada vez que se cae, no corras de inmediato a levantarlo. Tu chamaco debe aprender a que puede valerse por sí mismo.

 4  Nunca lo sacas de la casa

Y por lo tanto tú tampoco conoces la luz del sol, por temor a que la gente lo contagie o tu peque se llene de bacterias. Es importante que salga a conocer el mundo y también es sano para ti.

 5  Mueve tu vida con su llanto

Cuando tu peque no tiene lo que quiere, llora para que le cumplas todo. Sabemos que es terrible escucharlo lamentarse, pero debes ser fuerte y enseñarle que su satisfacción debe tener límites.

Oli