La actividad física según su edad

Todos debemos hacer cierta actividad física para mantenernos saludables y los peques no son la excepción. Además, de esta manera mientras se divierten estimulan su desarrollo de habilidades motoras, descubren sus capacidades, así como el funcionamiento y la estructura de su cuerpo.

Pero obviamente el tipo de ejercicios y la cantidad de estos, dependerá de la edad del niño. El punto es que disfrute la experiencia, no debemos forzarlos a que realicen ninguna actividad para la que no esté debidamente preparado.

Bebés

Los mas pequeños pueden ser estimulados a través del juego, con objetos seguros que les sean agradables a la vista y el tacto, para que llamen su atención.

Puedes comprarle sonajas, móviles o un gimnasio para bebés. Por el tiempo no te preocupes, para él cada juego es una oportunidad para tener actividad física.

1 a 4 años

A esta edad son más inquietos, así que puedes comprarle juguetes que lo animen a desplazarse: como bloques grandes para construir estructuras o pelotas. Puedes jugar con él a imitar animales o máquinas, con estas actividades lo ayudarás a desarrollar su capacidad de observación.

Aprovecha que los niños ¡aman bailar! Descubre cuál es su ritmo favorito y déjalo moverse al ritmo de la música. Con 60 minutos de actividad y una alimentación balanceada tu peque se mantendrá sano.

4 a 7 años

Normalmente los niños hacen algo de ejercicio al jugar y como diariamente corren, brincan, suben escaleras y arman juegos deportivos con sus amiguitos en el recreo, cumplen con la cantidad de actividad física requerida.

Lo que sí debes hacer es promover que ejercite su fuerza, motricidad y flexibilidad por medio de actividades más coordinadas. Para esto puedes inscribirlo a clases de artes marciales, atletismo, gimnasia o natación. Con que acuda tres días a la semana es más que suficiente.

Si te preocupa que tu peque sea un poco sedentario puedes fomentar que haga ejercicio incluso en casa, ¿recuerdas esos juegos de tu infancia? Enséñale a saltar la cuerda, crear rutinas con un resorte, ir a jugar al parque o andar en bici.

Hoy en día es difícil mantener a nuestros peques alejados de la computadora, la tableta o la televisión, pero utiliza tu creatividad para que jueguen libremente, estimulen su imaginación y realicen actividades físicas que les ayude en el desarrollo de su coordinación. De paso, tú también te activas.