Alergias y niños

Se estima que aproximadamente el 30% de los niños en nuestro país padecen algún tipo de  alergia. Si tu hijo forma parte de esa estadística, o sospechas que lo es, sin duda esta nota es para ti.

¿QUÉ ES UNA ALERGIA?

Comencemos por entender exactamente a qué nos referimos cuando decimos que alguien es alérgico. La alergia, es una predisposición genética a presentar reacciones de extrema sensibilidad, ante algunas substancias o componentes llamados alérgenos.

Hoy en día se considera que las alergias han aumentado y que uno de cada cuatro niños padece una enfermedad alérgica.

Si tienes un pequeño menor de cinco años con sospecha de alergia, lo primero que debes investigar es su sensibilidad a alimentos y alérgenos aéreos.

alergiapiel

¿CÓMO SE DETECTA UNA ALERGIA ?

Lo primero para realizar el diagnóstico de una alergia es hacer una buena historia clínica, donde se investigarán los antecedentes familiares y personales sobre todo en la línea materna, que por lo general es la dominante.

Ya con la sospecha, se buscaran pruebas que ayuden a confirmar nuestro diagnóstico, las cuales debemos interpretar cuidadosamente en relación con la clínica, ya que por sí solas, no indican que el alérgeno sea el responsable de los síntomas, aunque si nos permiten, confirmar la sensibilización frente al alérgeno de sospecha.

Podemos decir, que todos los niños con síntomas de alergia, persistentes, recurrentes o graves, así como los que necesiten tratamiento preventivo continuo, deben ser estudiados desde el punto de vista del alergólogo, independientemente de su edad.

Aunque los alergólogos hoy en día disponen de más pruebas diagnósticas, básicamente hay dos tipos de pruebas más usuales

Prick test
Es el método tradicional de diagnóstico de la alergia. Consiste en inyectar varios alérgenos, en diferentes sitios en la piel del niño y si en 15 o 20 minutos, se provoca una roncha mayor de 3 mm, es indicativa de sensibilidad a ese alérgeno. Este resultado hay que correlacionarlo con la historia clínica, para interpretar correctamente su relación con la sintomatología.

Entre sus ventajas están: que se puede hacer a cualquier edad, es sencilla y bastante precisa, muy segura, rápida y de bajo costo.

Como limitantes: el personal debe estar bien capacitado para hacer la prueba y ser muy cuidadoso al interpretar los resultados.

Su principal indicación son los mayores de cinco años con alergias de cualquier gravedad o la necesidad del clínico de confirmar su diagnóstico.

Las reacciones graves a la prueba no son frecuentes pero se presentan más en lactantes con antecedentes de eccema atópico, y sensibilización a alimentos.

En cuanto a las contraindicaciones, la urticaria puede dar un falso positivo y la administración de antihistamínicos, interfiere con los resultados.

pricktestalergias

Tamizaje para alérgenos aéreos y de alimentos
Estas son técnicas en las que con una muestra de sangre se puede confirmar la sensibilización a un alérgeno. Si la prueba es positiva, pasan a una segunda fase más específica y si es negativa, la probabilidad de alergia es muy baja y no son necesarias más determinaciones.

En general, estas pruebas de tamizaje permiten realizar el diagnóstico precoz y, por tanto, emprender un tratamiento adecuado, mejorando con ello el pronóstico. También, aunque son caras a la larga reducen el costo del estudio, ya que ante un resultado negativo no es necesario realizar más pruebas.

Una vez hecho el diagnóstico, el tratamiento adecuado, por el tiempo adecuado, prescrito por el especialista va a mejorar mucho tanto la vida como el pronóstico del niño.

Autor: Sof

¿QUIERES PARTICIPAR EN LA CONVERSACIÓN?