¿Amamantar o dar biberón? He ahí el dilema

Ser mamá tiene que ver con tomar decisiones como esta todo el tiempo. Lo mejor que puedes hacer es pensarlo y platicarlo con otras mamás para decidirlo desde antes de que el bebé esté en casa, por ejemplo amamantarlo o darle biberón.

Vas a escuchar muchísimas opiniones a favor y en contra, pero la verdad es que ninguna de las dos opciones es incorrecta, ambas son saludables y garantizan que tu bebito se desarrollará con normalidad. Básicamente se trata de escoger lo mejor para tu comodidad, tu estilo de vida e, incluso, tu personalidad. Toma en cuenta lo siguiente.

Amamantar

Tu cuerpo está hecho para alimentar a tu bebé con los nutrientes necesarios para desarrollarse saludablemente. Sin embargo, debes preocuparte por tu alimentación y considerar si tienes el tiempo y la energía para llevarlo a cabo (quizá hasta que tu bebito cumpla un año).

  • Ayuda a desarrollar defensas contra infecciones y a prevenir alergias.
  • La lactosa materna es fácil de digerir para tu bebé.
  • Al ser gratis, representa un costo menos para la familia.
  • A muchas mamás les ayuda a reforzar el vínculo emocional con su bebito.
  • No hay necesidad de ir al súper en medio de la noche, ya que está disponible todo el tiempo.

Desafíos

  • Algunas mamás presentan molestias en el pecho e incluso dolor.
  • Si pasas mucho tiempo en lugares públicos, puedes sentirte incómoda.
  • Tu bebe presentará hambre más seguido, por lo cual deberás estar preparada para darle de comer en cualquier momento.
  • Debes poner más atención a tu dieta, la cual debe contener mucha vitamina D, ya que todo lo que comas y bebas se lo transmitirás a tu bebé.
  • Existe la posibilidad de que tengas dificultades para producir leche. En ese caso, consulta a tu médico.

Dar biberón

Si decides no amamantar a tu bebé no tienes de qué preocuparte, la leche artificial también lo proveerá con todos los nutrientes necesarios, ya que reproduce sus propiedades y componentes en condiciones de esterilidad. Algunas mamás se estresan al tomar la decisión, pero debes guardar la calma, saber que las dos opciones son saludables para tu bebé y escoger lo mejor para ti.

  • Otras personas, como tu pareja o familiares, pueden ayudarte a alimentar a tu bebé, ya que sólo es cuestión de preparar el biberón.
  • Puedes alimentarlo en cualquier lugar sin temor a sentirte incómoda.
  • Tendrás la tranquilidad de que, aunque no estés en casa, será alimentado sin necesidad de que te extraigas leche.
  • Como tarda más tiempo en digerirse, tu bebé tendrá menos hambre durante el día.
  • Puedes comer con más tranquilidad y la nutrición de tu bebito está garantizada.

Desafíos

  • Debes de estar preparada siempre con leche artificial en casa. Además de los biberones, los cuales hay que lavar después de usarlos.
  • A la hora de planear tus gastos debes considerar la leche y los biberones.
  • No tiene los anticuerpos de la leche materna, por lo tanto tu bebé es más susceptible a infecciones y alergias.
  • Considera que puede provocar estreñimiento en tu peque.
  • No hay contacto piel a piel a la hora de alimentar a tu bebé.

Con toda esta información seguramente sabrás decidirte. De cualquier manera consulta a tu pediatra sobre cuál es la opción que él te recomienda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.