Así me siento a un año del sismo del 19 de septiembre

Yo pensé que esta fecha me fuera a afectar tanto. Hace un año mi hija no iba al kínder, hoy sí. Hoy 19 de septiembre mi corazón está acelerado y siento una angustia que me oprime el pecho.

 

Hoy la ciudad nos recuerda que es impredecible y que debemos tenerle respeto. No miedo.

 

Hoy, escucho a las mamás que perdieron a sus hijos hace un año y no puedo evitar llorar con ellas. No puedo ni imaginar el terrible dolor y la impotencia  con la que deben vivir desde hace 365 días, porque perder a un hijo debe ser una de las cosas más terribles de la vida.

 

Abracemos a nuestros hijos cada vez que podamos. Antes de despedirnos, siempre digámosles cuánto los amamos y lo importante que son para nosotros.

 

Como padres de familia, recordemos que somos ejemplo y debemos participar en cada simulacro, alentar a nuestros hijos a que lo hagan con educación porque un día saber qué hacer puede salvarles la vida. 

 

Tomemos todas las medidas posibles y que estén en nuestras manos, para vivir más seguros y saber qué hacer ante un temblor.

Unámonos como hace un año enfocados en ayudar y en el amor.

 

Un abrazo a todas las mamás para las que hoy, no es un día como cualquier otro.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.