Autos + calor + niños = peligro. Te decimos cómo prevenir un golpe de calor

El calor está insoportable y nuestros hijos corren el riesgo de tener insolación, mejor conocido como “golpe de calor”, mismo que se agrava cuando los niños se encuentran dentro de un auto.

 

Por eso, Aserrín se acercó al pediatra Ernesto Jiménez Balderas, quien nos dio algunos consejos para prevenir este trastorno, considerado la segunda causa de muerte relacionada con autos, sólo por debajo de los choques. ¿Puedes creerlo? Yo ni me lo imaginaba.

 

Primero, nos explicó que un golpe de calor ocurre cuando el cuerpo del niño no puede enfriarse lo suficientemente rápido, recalcando que el cuerpo de un menor se calienta 4 veces más rápido que el de un adulto.

 

En caso de que el niño esté dentro de un auto, las posibilidades de que le de insolación aumentan muchísimo, ya que los autos se calientan a un ritmo acelerado debido al efecto invernadero; en 10 minutos se puede calentar a más de 20 °C, ¡se convierte en un horno!

 

“De hecho hay videos en los que se prueba como en un auto se pueden cocinar cosas”,nos ejemplifica el pediatra Jiménez.

 

Ahora, si el auto donde se encuentra el niño es negro, a diferencia de uno blanco, puede calentarse 17% más, teniendo en cuenta que el auto blanco puede llegar hasta los 80 °C en cuestión de minutos.

 

Pero, ¿qué sucede si un niño se queda en un auto que alcanza a llegar a esas temperaturas?

 

“Los órganos principales empiezan a colapsar cuando llegan a los 40 ºC, y después de los 41.6 ºC, el pequeño puede morir”, nos explicó.

 

Claro que es algo que nos llena de miedo, sobre todo en estas fechas de calor; por ello, el doctor Jiménez nos dio las siguientes recomendaciones:

 

  • Usa el parasol, ya que puede reducir la temperatura interior hasta en 11 ºC.
  • Revisa siempre el asiento de atrás, ya que a cualquier podemos olvidar que el niño está ahí, sobre todo si viene dormido. Un tip es dejar la cartera atrás para que forzosamente la busques cuando bajas.
  • No permitas el acceso al auto a los niños si no estás supervisando, hazles saber que no son lugares seguros para jugar.
  • Cierra siempre con llave el auto para evitar que el nene se meta cuando nadie lo ve.
  • Si el asiento de atrás permite que desde ahí pases a la cajuela, busca la manera de evitar esta conexión y que el infante pueda quedar atrapado sin que podamos verlo.

 

Pero, ¿qué hago si veo a un niño ya dentro de esa situación? Esto nos recomendó el pediatra Ernesto:

 

“Actúa si ves a un niño solo dentro de un vehículo, llama al 911 y trata de localizar a la persona dueña del auto.  Si ves muy mal al peque, busca la manera de sacarlo, si es necesario rompe una ventana, con mucha precaución, claro. Cuando logren sacarlo, rocialo con agua, pero OJO no le pongan agua fría y menos hielo porque eso sólo agrava la situación. Solo permanece con él hasta que la ayuda profesional llegue.”

 

Por cierto, toma nota, esto es algo que seguro muchos de nosotros creemos que ayuda, pero no: dejar el aire acondicionado prendido o una ventana abierta, aún cuando el auto está parado, no ayuda a que se mantenga fresco. De hecho, el golpe de calor puede darse incluso cuando la temperatura es baja pero el coche está bajo el sol.

 

Recuerden, prevenir es mejor que lamentar.