Hablemos de cáncer de mama

El Ángel de la Independencia en México, la torre Eiffel en París y las cataratas del Niágara en Canadá son algunos de los monumentos alrededor del mundo que cada octubre se iluminan de rosa, en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama.

 

Y la estrategia ha dado resultado. Aún cuando este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes en las mujeres, ya que afecta a una de cada ocho, las diversas campañas de concientización y prevención han logrado que disminuya la tasa de mortalidad. Esta gran difusión global se centra en que la mejor forma de combatirlo es detectarlo a tiempo con autoexploración.

 

¿Me puede dar a mí?

 

En la página de la Fundación de Cáncer de Mama, A.C. (FUCAM) señalan que algunos factores de riesgo son:

 

a) El inicio de un embarazo tardíamente (más de 35 años) sin los cuidados necesarios.

 

b) El no lactar.

 

c) La ingesta de acohol y/o el consumo de tabaco.

 

d) La falta de actividad física (sedentarismo).

 

e) Alimentación desbalanceada (Alto consumo de grasas y/o alimentos de alto contenido energético y bajo contenido nutricional).

 

f) Sobrepeso.

 

g) Uso excesivo o sin supervisión de hormonas femeninas.

 

Pero lo más importante es no dejar que la enfermedad avance. Por eso se le da tanta difusión a la detección temprana. Asociaciones como FUCAM han implementado programas de detección oportuna a través unidades móviles para realizar mastografías. Estas se acercan a los lugares de trabajo o vivienda de las mujeres, en especial de bajos recursos y zonas marginadas.

 

Chequen este video sobre el cáncer de mama para conocer los síntomas y las alertas.

La importancia de autoexplorarse

 

La prevención inicia cuando cada mujer conoce sus senos a la perfección. El poder detectar cualquier cambio inmediatamente nos da una gran ventaja frente al cáncer.

 

Siete días después de tu periodo, colócate frente al espejo y tócate en busca de bolitas, dolores, abultamientos o consistencias diferente al resto de la mama. Cualquier cambio en la forma, tamaño o superficie de la piel, debe ser examinado por un médico.

Cáncer de mama en el embarazo

 

Uno de los factores que ha aumentado el diagnóstico de mujeres embarazadas con cáncer de mama, es el incremento de edad de las mujeres para tener su primer hijo.

 

Es verdad que los cambios hormonales producen alteraciones en los senos, pero no por eso debes olvidar la rutina de autoexploración y consultar con tu doctor en caso sobre cualquier anomalía.

 

Si el diagnóstico da como resultado la presencia de un tumor canceroso, la decisión sobre el tratamiento a seguir dependerá de varios factores:

 

-El tamaño del tumor y su localización

-El avance del cáncer

-El avance del embarazao

 

En el sitio web de la Sociedad Americana Contra El Cáncer www.cancer.org puedes encontrar un análisis detallado sobre los efectos de cada tratamiento en el feto. Pero la decisión final, siempre depende de la madre.

 

¿Y la lactancia?

 

Una vez que la mujer toma la decisión sobre el tratamiento a seguir, sabrá si es conveniente dar pecho o no. Esto por los efectos que algunos medicamentos pueden causar en el bebé al filtrarse en la leche materna.

 

Si se contempla una cirugía, la suspensión de la lactancia ayudará a disminuir el flujo de sangre a los senos, lo que podría ser beneficioso para la operación.

 

Se sabe que es un tema delicado, pero tener cáncer de mama no tiene porque ser sinónimo de muerte. Para poder ganar esta batalla, debes estar informada y aprender a ser responsable con tu cuerpo. 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.