Cómo ayudé al cuidado de la piel de mi bebé

El primer contacto que tuve piel a piel con mi bebé fue maravilloso, aún estaba en el hospital y me encantó poder sentirlo así, tan suave y delicado.

Me pareció hermoso y sorprendente que de esta manera podamos transmitirle tanto a nuestros hijos, simplemente con que ellos nos sientan, nos huelan y claro, con el latido de nuestro corazón.

Por eso, debemos darle los mejores cuidados para que su piel se mantenga así de suave.

¿Sabías que la piel de un bebé es tan delgada que absorbe todo rápidamente?

Al ser muy delicada y suave, necesitarás escoger los productos más adecuados para proteger su piel.

Investigué qué producto podría ponerle a mi bebé en el cuerpo después de bañarlo y descubrí que el Aceite de Almendras Dulces le podía funcionar. Este aceite cuenta con propiedades hidratantes y calmantes para la piel. Yo lo recomiendo mucho, pues también lo usé durante mi embarazo.

Desde entonces se lo he puesto a mi bebé después de cada baño en todo su cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. También lo puedes usar para hacerle un masaje en la espalda y que se relaje antes de dormir.  

Descubrí que el Aceite de Almendras me ayudó muchísimo, tanto a mí como a mi bebé.

Basada en esta experiencia, busqué otros productos que lo incluyeran y descubrí que los pañales de Huggies Supreme están adicionados con este aceite y me encantaron. Pues ya sabemos que la piel de las pompis de los bebés es súper delicada y necesita esa humectación extra todo el tiempo.

Así que les paso esta recomendación para que lo prueben y espero que les funcione igual de bien que a mi y a mi pequeño. ¡Cuéntenme sus experiencias!

 

FUENTE

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.