Antes y después de convertirte en mamá

Quien sea libre de estos cambios que aviente la primera mamila.

Whatsapp

ANTES

Para empezar pasabas felices horas de ocio riéndote de los memes que te mandaban tus amigos.

 

AHORA

Ahora también estás en los famosos grupos de mamás y casi todas tus conversaciones giran alrededor de tus hijos.

WhatsApp-madres2
 

Vida Social

ANTES

Cualquier pretexto era bueno para salir a celebrar con tus amigas de la infancia.

 

 

AHORA

Conociste a tus nuevos mejores amigos en los partidos y competencias de tus hijos.

Los cumpleaños

ANTES

Cada año te esmerabas en celebrar con una fabulosa, divertida y sofisticada fiesta.


 
AHORA

El único cumple es el de tu bebé, y no importa que él todavía no entienda bien que sucede, ¡tú quieres celebrarlo en grande!

 

 Tiempo libre

ANTES

Cualquier tarde libre era perfecta para irte de shopping y aumentar tu colección de zapatos.

 

AHORA

¿Quién quiere salir al estrés de la ciudad? ¡Lo más divertido del mundo es jugar con tu bebé! Así que ¡a sacar tu payaso interior!

Ir al súper

ANTES

Horas en los pasillos de belleza para escoger el tinte ideal, así como las cremas y productos para lucir un peinado de envidia.

 

AHORA

Tantas cositas novedosas que les queremos comprar. Nunca es demasiado para nuestras pequeñas princesas, ¡nunca! (hace un mes que no te compras ni un labial)

ropita bebé

La salud

ANTES

¿Ir al médico? Una aspirina para el dolor de cabeza es suficiente.

 

AHORA

El pediatra es tu nuevo BFF, ¡le hablas a todas horas!

Baño

ANTES

Probablemente te tardabas media hora para aplicarte todos tus productos de belleza y relajarte adecuadamente.

 

AHORA

Pasas por el agua y te lavas lo que alcances en cinco minutos… ¡el bebé ya esta llorando!

 

Tu bolsa

ANTES

Llevabas todo lo que una mujer puede necesitar para sobrevivir en la vida: crema, maquillaje, la barrita de granola, costurero portátil, una cuchara, perfume, lentes de sol…

 

AHORA

Llevas todo lo que un bebé puede necesitar para sobrevivir en la vida: juguetes, mamilas, toallitas húmedas, pañales, papillas, una muda de ropa.

Seguro te identificaste ¿verdad? Comparte con tu amiga que está a punto de ser mamá para que vea cómo le cambiará la vida. 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.