¿CÓMO COMPAGINAR MATERNIDAD Y TRABAJO?

Trabajas, estás embarazada y las mil preguntas llegan a ti casi a diario.

¿Cómo vas a hacerle?

¿Te van a cuidar al bebé?

¿Vas a volver a trabajar?

¿No lo vas a extrañar mientras trabajas?

La lista de preguntas puede seguir, y es que la gente es muy curiosa… dejémoslo así.

Al final del día, tu vida, trabajo y ajustes son cosa tuya y de tu pareja. ¿Es fácil trabajar y ser mamá al mismo tiempo? Por supuesto que no, pero tampoco es imposible.

Lo primero que debes hacer, como en todo, es organizarte y saber que es lo quieres, si ya está decidido y seguirás trabajando entonces puedes considerar las siguientes opciones.

 

  • Saber si te van a cuidar al bebé en casa o si lo dejarás en alguna guardería. En el caso de la guardería conócelas desde antes que nazca tu bebé. En México contamos con las guarderías del IMSS, las cuales son gratuitas si estás trabajando y cuentas con este servicio. Son súper completas y ayudan a formar rutinas importantes para tu hijo (higiene, sueño, alimento). Las particulares, también tienen lo suyo y la ventaja es que puedes asegurar el lugar desde antes y conocer las instalaciones antes de inscribirlo. Sea cual sea tu opción, infórmate y revisa que llene tus expectativas y sobre todo que el horario cubra tus necesidades para trabajar. 
  • Ya lo decidiste y volviste a la oficina ¡Oh, no! Ahí viene el sentimiento de culpa por dejar a tu bebé tan pequeño. Esta etapa es real y la vas a pasar, sin embargo, te recomiendo que si tu decisión fue volver a trabajar, te concentres en el trabajo en horas de oficina y confíes que tu bebé está en buenas manos. Debes lograrlo o tu desempeño se verá afectado porque tu mente está en otro lado. Mejor aprovecha tus horas de oficina al máximo para que cuando sea hora de estar con tu bebé puedas estar sin pendientes laborales. 
  • Si vas a seguir amamantando a tu bebé, platica en tu trabajo sobre tu hora de lactancia o breaks para sacarte leche, también recuerda tener tu banco de leche listo y completo para dejar a tu bebé la cantidad que necesita en tu ausencia. 
  • Haz un calendario u horario de actividades que puedan dividir entre tu pareja y tú para dedicarse al bebé, casa y al trabajo simultáneamente. 
  • Si no cuentas con ayuda en casa y estás en las posibilidades de hacerlo, consigue a alguien, verás las ventajas. Si no se puede, apéguense al punto anterior. 
  • No te exijas tanto en casa y toma todo de manera relajada, poco a poco irán agarrando el ritmo de su nueva vida. 
  • Ustedes sabrán cuál es la mejor manera de llevar esta nueva etapa y con una buena comunicación podrán lograr que estos dos mundos no colapsen y fluyan de manera natural.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.