Cómo cuidar la piel de tu bebé

¿Sabes cuántos productos tienes que ponerle? Aquí te doy algunos tips.

Sí, te entiendo, quieres ponerle todo y nada a la vez. Y es que hoy en día hay miles de alternativas para cuidar la piel nuestros bebés: Aceites, jabones especiales, cremas orgánicas hechas con aguacates cultivados cuidadosamente, para no dañar su delicada y sensible piel, etc.

Pero, ¿cómo debemos cuidarla realmente? A mí me aterraba que algo le hiciera reacción y se llenara de ronchitas, o que en un futuro sufriera de resequedad porque no dejé que los aceites que su piel produce se generaran correctamente.

Mi mamá, mis amigas y mi pediatra me han dicho cosas diferentes, pero lo que he descubierto con la rutina, es que su piel te va diciendo qué necesidades especiales tiene. Es por eso que debes prestar atención y llevar una rutina de cuidado, como el de nosotras, pero con más delicadeza.

 

Aquí te dejo una lista de cuidados básicos que me han funcionado de maravilla:

 

coverhuggies

El baño:

  • Utilizo productos sin alcohol, suaves y neutros.
  • Lo hago todos los días y procuro que el baño sea rápido, no froto su piel con esponjas, con mi mano es más que suficiente.
  • Después lo seco delicadamente y pongo especial atención en su pliegues, sobretodo en la zona del pañal.
  • Para hidratar su piel uso una crema especial para bebés tal vez con Lavanda.

 El pañal:

  •  Este fue todo un tema, pero me acomodé con pañales hechos con ingredientes naturales, cubiertas suaves adicionadas con aloe. Fíjate que tengan tecnología de absorción para evitar rozaduras.
  • Utilizo toallitas húmedas libres de parabenos, súper suavecitas y con glicerina que protegen su piel después de limpiarlo, las Huggies Natural Care con aroma son mis favoritas porque si arrastran la popó, esto es increíble pues lo limpió súper rápido sin miedo a que quede manchado.

Durante el día:

  • Cuando termina de comer y el rastro de sus papillas o la leche se quedan en su cara y cuello, también lo limpio de inmediato con las toallitas húmedas, aprovecho para hacerlo con sus manos y hasta su cabello en caso de que la hora de la comida haya sido toda una experiencia (me ha pasado).
  • La dentición es todo un tema y el exceso de humedad alrededor de su boca también me preocupa, por lo que trato de mantenerlo seco lo más que puedo con paños suaves de algodón y con las toallitas húmedas.
  • Soy fan de la toallitas húmedas, las llevo a todos lados para cualquier emergencia, incluso recuerdo haber limpiado su chupón en alguna ocasión. Y es que lo dejan limpio y son súper suavecitas, evito las servilletas a toda costa. 
  • Toda su ropa es de algodón y para lavarla lo hago con jabones neutros, así evito alergias o reacciones a los detergentes.
  • La temperatura es importante, si hace frío lo cubro siempre con una capa más de ropa que la que yo uso, cuando hace calor trato de mantenerlo fresco.

Sé que todo esto es una nueva experiencia para la mayoría de nosotras, pero lo importante es utilizar todo lo que a ti te haga sentir tranquila y segura respecto al cuidado de tu bebé.

Cuéntame cómo es tu rutina de cuidado y cómo te acomodaste tú con este tema para aprender juntas.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.