CÓMO DEJAR DE SENTIRTE CULPABLE POR LLEVAR A TU BEBÉ A LA GUARDERÍA

Cuando termina la baja de maternidad y tenemos que regresar a trabajar, la mayoría de las mamás experimentamos mucha angustia, preocupación y sobretodo culpa.

 

Muchas tenemos que dejarlos, ya sea con algún cuidador o en guarderías para regresar a nuestras labores aún cuando nuestro bebé todavía es muy pequeño, lo que hace que estos sentimientos aumenten.

 

Aunque todas estas reacciones son normales y responden al hecho de que la separación con los bebés ha sido temprana y de manera forzosa, la realidad es que la situación laboral y social obliga a más mamás dejar a sus hijos para poder trabajar y tener un sustento.

 

Estos sentimientos muchas veces son transmitidos a los bebés provocando que se queden inseguros e intranquilos en manos de sus cuidadores, por lo que es muy importante que controlemos la ansiedad que esto nos causa y manejar mejor la culpa.

 

Aquí algunos consejos para reducir los sentimientos negativos:

 

Elige un lugar que te de confianza, que te haya gustado el trato que le dan a los niños, su ubicación y hasta sus instalaciones. Dedícale su tiempo a la búsqueda de guarderías y analiza cada una.

 

Tomate un tiempo de adaptación con tu bebé, sepárense por periodos de tiempo al principio cortos y poco a poco más largos, así podrán irse acostumbrando. También es importante que la guardería a la que lo lleves te ofrezca un tiempo de adaptación en donde te quedas algunas horas por 3 días, esto para conocer cómo trabajan internamente y puedas quedarte más tranquila.

 

Ten siempre presente que no eres la única que está haciendo esto y que estás haciendo lo mejor que puedes por darles una mejor vida a tus hijos, aunque las historias familias son diferentes, tienes que tener en cuenta que estás haciendo lo mejor que puedes dentro de tus posibilidades.

 

Aprecia la calidad antes que la cantidad y tenlo en cuenta, tendrás que dejar de hacer otras cosas pues empezarás a darle prioridad a los ratos que pasas con tu bebé, dale importancia, pues esto compensa los ratos que pasan separados.

 

Recuerda que entre más tranquila estés al dejarlo en la guardería tu bebé estará mucho mejor, pues todos los sentimientos se los transmitimos, así que piensa que controlar estos sentimientos de culpa no solo te harán sentir mejor a ti.

 

¡Ánimo! No eres la única, todas pasamos por esa etapa.

Categoría/s: Solo para mamás

Autor: Silvia

¿QUIERES PARTICIPAR EN LA CONVERSACIÓN?