¿CÓMO EVITO EL PAÑO DURANTE EL EMBARAZO?

Las mejillas, la parte superior de los labios, la frente, el mentón y los brazos, son las zonas más vulnerables para que aparezca el famoso paño, esas manchas color café que al 70% de las mujeres embarazadas les sale por los cambios hormonales, así como por la exposición al sol sin protección.

 

Otro factor importante que contribuye a la aparición del melasma (nombre científico del paño) es la genética y el estrés. Sí, el estrés emocional es uno de los grandes causantes de esta afección. Sabemos que pedirte que no te estreses durante esta etapa es como pedirle “peras al olmo” porque nuestras hormonas están vueltas locas; Así que mejor  vamos a darte una serie de recomendaciones que ayudarán a que tu piel no se manche.

 

  1. Usa filtros solares tópicos de SPF 50+ o superior.

 

No importa en qué época del año estemos, el sol está ahí, por muy nublado que veas el cielo. Y no sólo de la luz solar nos tenemos que cuidar, también de la luz que proviene de los tubos de luz fluorescente blanca o cálida, pues no sólo pueden ayudar a la aparición del paño, también pueden empeorarlo. Así que tienes que usar el filtro como parte de tu rutina diaria.

 

  1. Utiliza maquillaje que contenga protección solar.

 

Actualmente existen productos de maquillaje que contienen bloqueadores solares, como la BB Cream, que además de protegerte contra el sol, la mayoría son hidratantes y antienvejecimiento.

 

  1. No te expongas largas horas directamente al sol.

 

Trata de usar sombrero, sombrilla, lentes, todo lo que te ayude para protegerte del sol, pues en esta etapa de embarazo es mucho más fácil que las manchas aparezcan. No importa que no estés en la playa, si sales a caminar, correr o cualquier cosa al aire libre, cuídate.

 

  1.  Evita las exfoliaciones o las limpiezas muy intensas.

 

Hacerlo provoca la secreción de melanina, que es la sustancia natural que le da color al cabello, la piel y los ojos.

 

  1. Mantén especial atención a los productos que tengan alcohol.

 

Este tipo de productos pueden ser fotosensibles y eso puede llevar a la aparición de manchas.

 

  1. Toma ácido fólico.

 

Además del ácido fólico, consume alimentos que sean ricos en folatos, como los granos y vegetales verdes.

 

Después del embarazo, es recomendable que sigas protegiendo tu piel, pues las manchas pueden llegar a desaparecer lentamente, pero si no te cuidas puede empeorar. Si ves que de manera natural las manchas no se eliminan, lo más recomendable es que visites un dermatólogo que te proponga algún tratamiento específico. Así que ya sabes, tal vez no puedas evitar el paño, pero sí prevenirlo.

Checa también estos 5 BÁSICOS DE BELLEZA para que tu rutina diaria no sea un pesadilla

Categoría/s: Solo para mamás

Autor: Andrei

¿QUIERES PARTICIPAR EN LA CONVERSACIÓN?