Cómo formar niños independientes

A veces los vemos tan pequeños e indefensos que nos anticipamos a lo que consideramos sus necesidades. Incluso en ocasiones es más cómodo hacerles las cosas para no perder tiempo o evitar un desastre, porque creemos que no tienen capacidad para hacer las cosas bien.

Mía es una pequeñita de cuatro años que acaba de convertirse en la hermana mayor. Su mamá me platicó que a veces se desespera porque que la nena se quiere vestir sola y ella tiene prisa con los cuidados de su recién nacida. Viendo un programa de televisión, entendió que Mía lo único que quiere hacer es demostrar que a diferencia de su hermanita “ella ya es una niña grande”.

¿Qué hay que dejarlos hacer?

Primero debes ser consciente de que en el proceso se va a equivocar (y muchas veces), pero jamás debes comparar a tus hijos porque cada uno tiene distintas capacidades, aún así hay cosas que van a ayudar a que tu peque sea más independiente.

-Enfrentarse a la soledad

No tiene que estar acompañado todo el tiempo. Deja que juegue solo, que invente su fantasías y aprenda a su propio ritmo.

-Ponerse metas

Si tú lo ves muy chiquito para armar ese rompecabezas, ¡déjalo! No te pide ayuda porque él cree que es capaz de armarlo solo. Permítele tener sus propios logros.

-Gestionar su tiempo

Tu peque ya sabe la rutina para ir a la escuela, un día sin desayunar porque se le hizo tarde viendo las caricaturas no lo va a traumar pero si le va a enseñar las consecuencias de no ser responsable con su tiempo, por ejemplo, tener hambre.

-Orden y limpieza

Es frustrante entrar al cuarto de tu hijo y ver todos los juguetes tirados, aún así respira profundo y no los recojas por él, enséñale a guardar sus cosas. Dependiendo de su edad puedes involucrarlo en actividades domésticas, créeme le haces un favor.

-Relaciones personales

Todas queremos que nuestros hijos sean los mejores amigos de nuestra amiga del kínder, pero tu peque no es una extensión tuya. Respeta a sus amiguitos y no le impongas una vida social.

-Déjalo elegir

Tú sabes (y yo también) que usando ese abrigo en plena primavera se va a morir de calor, pero deja que él solito se de cuenta. En la vida aprendemos con base en nuestras experiencias y si lo sobreproteges va a crecer sin ellas.

Es complicado, pero recuerda que de esta manera desarrollará una buena autoestima, reconociendo quién es y acumulando vivencias que lo ayudarán a crecer sanamente para salir adelante en la vida.  

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.