Limpiar el micro será lo más fácil del día

A veces se nos pasa el tiempo calentando algo, se derrama y puede verse más o menos así:

 

Entramos en desesperación porque se ve asqueroso, pero ¿qué dirías si te dijera que limpiarlo es lo más sencillo del mundo? Pues lo es.

 

1. Corta un par de limones.

2. Exprímelos en un plato con agua.

3. Mete el plato en el micro.

4. Ponlo a calentar durante tres minutos. Una vez que llegue a End, deja el plato otros cinco minutos para que el vapor se impregne a las paredes.

5. Ahora sí, a remover la suciedad con una esponja.

6. La suciedad se desprende de una manera sencilla.

7. Después de dos pasadas, queda impecable.

Listo.

Pruébalo y cuéntanos qué tal te fue. (O compártenos uno de tus secretos)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.