Lo que aprendes hasta el segundo hijo

Si después del primer bebé piensas que ya recibiste todas las lecciones, espérate, todavía hay más.

1. Cada embarazo es diferente

Como ya viviste uno, crees que lo tienes dominado porque sabes lo qué te espera y cómo sobrellevarlo. Sin embargo, todas las sensaciones, síntomas, miedos, dificultades, son nuevas otra vez.

 

2. La recuperación es más lenta

Necesitas más reposo y tu cuerpo requiere de más trabajo para volver a su estado original. Pero por más difícil que parezca, siempre se puede.

 

3. No hay fórmula ideal

O lo que es lo mismo, cada niño es distinto. Las soluciones que te funcionaron y que tanto trabajo te costó encontrar para cuidar y educar a tu primer bebé, quizá no sirvan de mucho ahora.

 

4. Los conflictos son naturales

No importa si tu primer bebé nunca te dio problemas, te los dará cuando llegue su hermanito o hermanita. Es natural, es un ser humano.

5. No eres perfecta

Ya no importa tanto si la casa no está impecable, si la ropita no resplandece de limpia o si te vas un día a la cama sin preparar la comida del día siguiente. Lo que importa es que das todo de ti y para ellos tú eres la mejor.

 

6. El amor es infinito

Justo cuando crees que ya no puedes amar más a tu familia, llega tu segundo hijo. Te das cuenta que el amor de mamá es inmenso, y que se puede amar por igual.

7. Nada es imposible

Cada vez menos tiempo, menos espacio, menos dinero. Hay cosas que parecen imposibles pero siempre encuentras la forma.

8. Cada vez te pareces más a tu madre

Cuando hay que lidiar con dos niños comienzas a escuchar la voz de tu mamá, pero es la tuya. Reconoces sus gestos en todo lo que haces.

Pero eso no es malo, ¿o sí?

 

9. Cuando se necesita ayuda hay que pedirla

Ya se acabó esa época en donde daba pena pedir ayuda. Ahora aprendiste que alguien se ofrece a darte una mano, eres muy afortunada.

 

10. La reutilización es lo máximo

Te sientes afortunada por toda las cosas que dejó en buen estado tu primer hijo. Y te emocionas cuando le queda al segundo.

Sí, seguramente Kate Middleton también reutiliza.

Recuerda que puedes comprar, vender o intercambiar todo lo que ya no utilizan tus hijos en nuestro Bazar de Mamá.

Oli

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.