Correa para niños: Sí o No

¿Cuántas veces has ido a un lugar público con tu peque y sucede la peor de tus pesadillas? ¡Se te pierde! Es un momento de angustia indescriptible pero, lo que para ti es una película de terror para él puede ser un simple juego.

De niña fuí “juguetona”. En las tiendas me escondía entre la ropa y corría hacia cualquier cosa que llamara mi atención sin pensar en consecuencias y así, terminé infinidad de veces con una señorita de atención al público que me voceaba para que me fueran a buscar. Cuando mi hermano nació, mis papás consideraron que dejarme andar libremente por la vida era confíar demasiado en la suerte y tomaron una decisión: comprar una correa de seguridad para niños.

En esos años eran una simples tiras que se amarraban a la muñeca del niño. Hoy su diseño ha cambiado y más bien es un arnés que se coloca en la espalda del pequeñín, de donde sale la correa que sujeta el adulto.

Quizá la idea te parezca muy drástica, pero conócela más a profundiad y decide si se adecúa a tus necesidades.

[Tal vez te interese leer “Cómo lograr que tu peque sea una gran persona (según Harvard)”]

En contra: ¡Es tratarlo como mascota!

Finalmente se trata de una correa que limita el movimiento del pequeño y por eso, algunos padres opinan que al sujetarlo de esta manera, se le priva de libertad tratándolo como una mascota que sacamos de paseo.

Jazmín está a semanas de dar a luz a su primer bebé y cuando le pregunté su opinión sobre el uso de una correa de seguridad, me respondió: “No la usaría porque creo que es mi responsabilidad estar al pendiente de mi hijo, sobre todo en edades que requieren de extremo cuidado. Además, nunca me ha gustado la idea de atar a los animales, menos a mi hijo”.

Otro miedo de los papás es que al usarlas se afecte la autoestima del peque, al ver a todos los demás niños corriendo libremente y él prisionero con una correa. También, hay quienes opinan que sujetándolo no fomentamos que aprenda a hacerse responsable de sí mismo y sobre las consecuencias de sus actos.

A favor: ¡La seguridad ante todo!

Por otro lado, me sorprendió encontrar a una gran cantidad de mamás y papás que encuentran su uso de lo más práctico y funcional.

Cristhel es mamá de dos peques y descubrió en la correa una solución a sus problemas, cuando quería salir a lugares públicos con sus hijos: “Las usé cuando estaban más pequeños y pretendían salir corriendo sin control. Traerlos de la mano era incómodo para ellos por su bracito corto y cargarlos a los dos era demasiado peso para mí, así que una correa era una buena opción para dejarlos caminar dizque solitos, pero seguros”.

notonthehighstreet.com

La psicóloga Jéssica de la Cruz, es especialista en niños y al cuestionarla sobre como manejar la situación sobre el uso de la correa para niños nos compartió los siguientes tips:

  •  Siempre debes explicarle al niño el porqué de su uso. Habla con él con mucha claridad, para hacerle comprender que es por su seguridad y no un castigo.

 

  • Evita abusar de su uso. Si vas a un lugar muy concurrido y no tienes quien te ayude está bien, pero si lo llevas a jugar al parque déjalo correr libremente.

 

  •  Si sales de viaje es una gran ayuda, ya que el área es nueva para tus niños y es más fácil que se pierdan.

 

  • Nunca te debes confíar. Su uso no es infalible, aún con la correa el niño puede alejarse lo suficiente como para tocar algo peligroso o incluso caerse. Siempre mantente al pendiente de tus hijos.

 

  • En niños inseguros es incluso recomendable, ya que pueden salir a explorar poco a poco sin sentirse lejos de mamá.

 

No olvides que la naturaleza de los niños es ser inquietos. Les encanta correr y explorar todo su entorno, pero no miden el peligro igual que un adulto. Mientras están chiquitos puedes auxiliarte de algunos aditamentos, pero recuerda que es primordial educarlos para que poco a poco, se hagan conscientes de los riesgos a los que se enfrentan.

[Tal vez te interese leer “Mi hijo se pone vestidos y pienso que está bien”]

Sin duda, la idea es tan práctica como controversial. ¿Qué opinan, amigas? ¿Alguna de ustedes ha usado una correa para niños? Y si no la han usado, ¿la usarían?

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.