Cosas que debes hacer en el tercer trimestre 

Seguramente ya te lo dijeron mucho, pero más vale tener todo listo antes de la llegada del bebé.

Pues una vez que nazca tus energías y tu atención solo serán para él, y podrías llegar a frustrarte si dejaste algo inconcluso o no arreglaste tu casa.

Cositas tan simples como lavar toda la ropa del bebé, decorar su cuarto o tener la alacena llena de comida y snacks, puede ser lo más laborioso una vez que regreses a casa después del hospital, por lo que te recomendamos que aproveches los meses antes para hacerlo.

En casa:

  • Trata de ordenar la alacena, tirar las cosas que ya caducaron y hacer una lista de lo que te gustaría comprar. 
  • Pide ayuda para hacer el aseo de toda tu casa, desde limpiar las ventanas hasta los azulejos del baño, te lo mereces. 
  • Asegúrate de tener pañales, toallitas, toallas sanitarias, artículos para el baño y todo lo esencial que necesitarás esos primeros días. 
  • Termina de armar la cuna, la carriola, el bambineto y todo lo que tengas para tu bebé.
  • Haz un espacio en tu recamara para la ropa del bebé y lo esencial, pues los primeros meses estará ahí contigo.

Para el bebé: 

  • Separa su ropa por tallas, ordénala y lávala antes de que nazca. 
  • Ten lista su maleta para el hospital. 
  • Termina de leer todos tus libros y los cursos psicoprofilácticos. Si no has ido a alguno puedes ir a algunas platicas para prepararte. 
  • Ten ya un pediatra para tu bebé. 
  • Comienza a ver guarderías y hacer cotizaciones si es que vas a regresar a trabajar. 

Para el parto:

  • Ten listo ya un hospital y avisa a tus médicos y familiares cuál elegiste. Si vas a tenerlo en uno público, investiga cuál te toca y termina tus papeleos para que no tengas que hacer ningún trámite llegada la hora. 
  • Haz tú maleta para el hospital. 
  • Si tienes más hijos haz acuerdos desde ahorita para ver quién los va a cuidar cuando estés en el hospital. 
  • Baja una app para contar tus contracciones y una de lactancia.
  • Ten listo todo lo que necesitarás para la lactancia: Cremitas de lanolina para los pezones, brassiere de lactancia, parches de lactancia, extractor y paños para calmas las dolencias. 
  • Ten lista tu ropa de posparto: pants, pijamas, blusitas cómodas con las que puedas amamantar sin problema. 
  • Compra una faja posparto y ropa interior que le de firmeza a tu abdomen. 
  • Si vas a dar recuerditos en el hospital o en tu casa cuando nazca tu bebé, tenlos listos desde ahorita. 

Hay muchas cosas que se nos pueden olvidar y aunque muchas veces pensamos que no nos falta nada llegan imprevistos.

Esto no es para estresarte, si sientes que no puedes con todo pide ayuda, la idea es que cuando llegue tu bebé tu energía solo esté para él y todo lo demás fluya.