¿Cuándo la gripa ya es de cuidado?

Esta temporada del año no solo se caracteriza por el frio y la Navidad, también porque es la época de los estornudos y la tos.

Gracias a las bajas temperaturas, todos estamos propensos a la gripa y sobre todo nuestros peques.

Esta enfermedad es causada por un virus que afecta principalmente las vías respiratorias. Su contagio es extremadamente fácil y más en los niños que se meten todo a la boca, conviven en la escuela con otros pequeñitos y a la primera que pueden se quitan el abrigo para jugar cómodamente.

Generalmente la gripa no nos causa gran conflicto, realmente estamos acostumbrados a ella, pero cuando hablamos de niños debemos tener cuidado ya que ellos (al igual que los ancianos) son más vulnerables a sufrir complicaciones; infecciones de oído, garganta, bronquitis o neumonía.

Cuando la gripa se complica

Si tu peque enferma de gripa debes estar muy atenta a los síntomas, estos podrían darte la alerta de que la infección se complicó. Si presenta alguna de las siguientes características debes de llevarlo inmediatamente con su pediatra.

– Diarrea y/o vómitos

– Fiebre muy elevada y persistente

– Rinorrea (flujo nasal abundante)

– Erupciones en la piel

– Dificultad para respirar

– Dolor en el tórax

 

Si detectas en tu peque cualquiera de los puntos anteriormente mencionados, bríndale la importancia necesaria ya que una gripa mal cuidada puede evolucionar en una bronquitis e incluso en una neumonía. 

Bronquitis

Esta se presenta cuando los bronquios se inflaman, pudiendo afectar hasta la tráquea. Cuando una bronquitis no se trata adecuadamente puede desencadenar en una bronquitis severa e incluso una neumonía.

Neumonía

Es muy grave ya que se trata de un virus que afecta directamente al tejido pulmonar. Después de una gripa muy agresiva, los peques con defensas bajas pueden quedar debilitados, por lo que son más vulnerables a desarrollar una neumonía.

Disfruta al máximo de esta temporada cuidando la salud de tus peques. Recuerda que ante cualquier inquietud debes acudir al pediatra para que te oriente y evitar cualquier complicación.

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.