DILE QUE SÍ AL CAFÉ EN EL EMBARAZO

Una de las cosas que más nos cuesta dejar cuando estamos embarazadas es el café, y es que referente a este tema hay miles de debates de si sí o si no tomarlo, unos aseguran que no pasa nada y otros lo relacionan con partos prematuros.

 

Lo que es cierto es que durante el embarazo se debe reducir el consumo de cafeína, pero no solo tu taza de café lo tiene, también el chocolate, ciertos tipos de té, las bebidas deportivas, las bebidas con guaraná, y los refrescos.

 

Si nunca tomaste café antes del embarazo, lo mejor es no tomarlo durante, pero seguro es algo que no te costará trabajo, si es todo lo contrario, sigue leyendo.

 

Entonces, ¿cuántas tazas de café podemos tomarnos al día? El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés), recomienda limitar el consumo de cafeína a menos de 200 miligramos, es decir, una taza de café de 320 ml.

 

Si antes del embarazo tomabas hasta 5 tazas de café, seguro esto será un tema con el que lucharás día con día, la buena noticia es que una taza de café mantendrá seguro a tu bebé de un parto prematuro, pero hay que tener en cuenta qué tipo de café y las cantidades.

 

Por ejemplo, un expreso podríamos pensar que tiene más cafeína que un americano, pero al ser una taza pequeña es menor la cantidad que una taza normal; un café latino que se hierve en un pocito puede tener más cafeína, al igual que el café cubano, que una taza equivale al doble de la cafeína que tiene un café americano.

 

Las infusiones de hierbas también pueden contener cafeína y ser más dañinas que un café, pues al ser una mezcla de hierbas no se sabe a ciencia cierta qué efectos podrías tener bajo su consumo, o qué tanto llega a tu bebé y qué tanto es desechado, por eso cuando quieras pedir un Té Chai, mejor pide un café americano o un latte de la medida más pequeña (que no pase de 300ml), será mucho más seguro para ti y tu bebé.

 

Un café filtrado genérico puede tener hasta 200mg de cafeína, mientras que uno soluble solo tiene 21mg, pero si crees que tomando una coca light no te pasará nada, en esta bebida hay hasta 47mg de cafeína, mientras que en una normal hay 35mg.

 

El té negro y el té verde tienen 45mg y 27mg respectivamente de cafeína, uno de bolsita tiene 25mg, una bebida de té helado tiene hasta 42mg, ¡y el chai 95mg de cafeína!

 

Así que la siguiente vez que te prives de tomarte una taza de café y elijas cualquier otra bebida, ten en cuenta lo anterior, más vale una taza de café, que además calmará tu antojo, a un té que tendrá más cafeína. Eso sí, elige acertadamente, si tomas café descafeinado, solo estarás tomando 2mg de cafeína.