¿Estás entrando en la etapa de los berrinches? ¡Aquí te ayudamos y te contamos más al respecto!

Muchas veces, creemos que los berrinches son un mal que nos aqueja como padres, sin embargo, se puede decir que es todo lo contrario.

Esta es una de las etapas más importantes dentro del desarrollo psicológico de todos los niños pues son los que forjarán su carácter y su personalidad, estas reacciones emocionales intensas suelen venir en los primeros años de vida, comprendida entre los 2 a 5 años y van disminuyendo conforme nuestro hijo va creciendo, la duración de esta etapa va a depender de su desarrollo madurativo y emocional, ya que como bien sabemos todos somos diferentes y manifestamos nuestras emociones con base en nuestras propias experiencias.

Damos comienzo a “los terribles berrinches” a partir de que el niño logra reconocer que puede ser independiente de la mamá y ser capaz de tomar decisiones a partir de sus propios gustos y preferencias.  

Sabemos que en estos primeros años los niños son muy pequeños para tomar algunas decisiones,  y es por eso que nos corresponde a nosotros ayudarle a manejar su frustración sin tener que hacer su voluntad.

Algunos tips que te ayudarán a sobrellevar esta etapa

  • Lo primero que hay que tomar en cuenta es su emoción, siendo empáticos y mostrarnos interesados por lo que está sintiendo, esto no significa que debamos ceder a su demanda, pero si podemos comunicarle que entendemos su molestia.
  • Actúa con seguridad, esto ayuda a transmitirle confianza a tu pequeño, retirarlo, subirlo al carrito del súper, tomarlo o el buscar algún tipo de contacto físico confortable como puede ser el contenerlo con un abrazo lo hará sentir seguro.
  • Nos da miedo que esto nos pueda suceder en lugares públicos y es justo ahí en donde no sabemos cómo actuar. En esos momentos, hay que recordar que nosotros somos los adultos así que somos los responsables de regular su conducta y ayudarlo a que controle su emoción;  trata siempre de mantener la calma y no caer en desesperación, esto le enseñará que él también es capaz de controlarse.
  • Puedes ponerte en cuclillas o agacharte y comunícale en breve lo que crees que le pasa, utilizando un lenguaje tranquilo y sencillo, evitando explicaciones largas ya que la frustración no le permitirá razonar. Ayúdele a cambiar su foco de atención que le permita salir de su estado de frustración.
  • Cuando el berrinche haya pasado es importante buscar un momento para hablar sobre ello y buscar alternativas que le ayuden a regular de manera positiva sus emociones.

Muchos estudios científicos han demostrado que los castigos, el buscar aislarlos o algunas otras acciones que causen estrés en nuestros hijos al momento de su berrinche pueden causar problemas cuando adultos para manifestar sus emociones, por eso es importante saber que la mejor forma de sobre llevar esta etapa es manteniendo la calma, siendo respetuosos con ellos, comprendiendo sus emociones y enseñarles a que pueden comunicarlas de manera clara y eficaz.  

Si han pasado los primeros años de vida y los berrinches en lugar de disminuir, van incrementado, o sientes que puedan ser incontrolables para ti, la mejor forma de solucionarlo y evitar que engrandezca pueda ser el acudir con un especialista.

Psic. Nabil Castrejón Millán.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.