Guía práctica para cambiar pañales

Consultamos a una multitud de mamás para ayudarte a conocer la mejor manera y llegamos a esta conclusión.

¿Cuándo cambiar el pañal?

Existen varias señales que aprenderás a reconocer de inmedito. El indicio número uno es el olor indonfundible. También puedes darte cuenta porque el pañal está cargado a simple vista. Otra señal es la incomodidad de tu bebé. Lo más recomendable es no esperar a escucharlo llorar, debido a que su piel es muy delicada y hay que evitar que se irrite.

Desabrocha el pañal mojado y limpia a tu bebé con una toallita húmeda hasta que no tenga nada adherido a la piel. Si se hizo popó, quita el pañal y con este mismo remueve sus heces. Con una toallita húmeda remueve los restos de arriba hacia abajo para no afectar sus genitales. Toma otra toallita para no dejar rastros de orina.

 

Seca bien toda el área genital y las zonas cercanas. Abre un nuevo pañal con la cinta adhesiva hacia arriba. Toma sus piernitas con suavidad con un dedo entre sus tobillos para alzar sus nalguitas. Pon el pañal debajo y baja sus piernas.

 

Aplica una crema para bebé si ves alguna irritación. Antes de abrochar el pañal coloca el pene de tu bebé hacia abajo.

 

Pon en una esquina del pañal y arranca la cinta adhesiva, fíjala sobre la solpa frontal. Repite el proceso en el otro lado.

Aunque una buena idea es dejarlo un ratito sin pañal para que la piel respire y así evitar irritaciones.

¿Cada cuándo cambiar el pañal?

Lo recomendable es cambiarlos cada vez que hace pipí. Aunque debes considerar que los recién nacidos orinan unas 20 veces al día y hasta los 12 meses lo hacen al menos siete veces. Una buena opción es cambiar el pañal después de comer. El tiempo lo vas a saber con la práctica, cuando conozcas a la perfección los ritmos de tu bebé. espués de cada cambio, se debes lavar su colita con agua tibia y secarla bien.

La importancia de checar el pañal

Esto te dará pistas para saber si tu bebé está sano o necesita visitar al pediatra. La primera deposición del bebé se la llama meconio y tiene un aspecto muy oscuro, así que no te alarmes, es normal. Después de esta las heces se deben de ir aclarando y hacerse granuladas.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.