“Va a ser cesárea”: La frase que muchas no quisiéramos escuchar

“Va a tener que ser cesárea”. ¿Te suena familiar esta frase? A mi también.

El año pasado, el NY Times declaró que dos de cada tres cesáreas hechas en México son innecesarias.

Se supone que este procedimiento debería ser la última opción, sin embargo en nuestro país, ya son más las mamás que tienen a sus hijos a través de una cirugía que con parto natural.

 

En algunos casos, que la mamá tenga que ser intervenida, es decisión de los padres, por querer escoger la fecha en que su hijo llegue al mundo, pero en general, hay doctores que afirman que no hay de otra: “Que ese bebé sólo puede salir con cesárea”.

 

“Que si porque eres estrecha”, “Que porque ya no se va a voltear”, “Que porque mercurio retrógrado…”

 

Y luego si ya el primer bebé  nació así, ni sueñes con que el segundo pueda ser parto. ¿Te suena conocido? A mi también. Y ¿qué crees?  Mi primer hija nació por cesárea y la segunda en parto natural en agua.

 

Mi cesárea no fue programada, mi doctor esperó hasta el último momento para ver si con las contracciones se volteaba y podía nacer naturalmente. Rompí fuente sola, sin ayuda de nada, pero en cuanto me dijo que el cordón o un brazo de mi hija podía salirse por la posición en la que estaba, supe que sí, iba a tener que ser cesárea.

 

Puede parecer una “solución fácil” pues no hay que esperar la dilatación, que puede tardar hasta días, es un proceso mucho más rápido, pero no debería convetirse en un método a realizarse si no es estrictamente necesario.

 

 

Por eso, te aconsejo que desde que planeas tu embarazo busques a un médico que se apegue a tu ideología. Si sueñas con un parto natural, entonces busca un ginecólogo, un pediatra y un hospital que estén a favor del parto humanizado.  Porque así tendrás a todo el equipo remando en la misma dirección y haciendo de ese momento tan importante lo que tú y tu pareja desean.

 

Y si piensas hacer un curso psicoprofiláctico también infórmate bien qué tipo de ideología tienen, para que estés bien preparada y poder saber en qué momento se requiere una cesárea, qué preguntarle a tu médico y al hospital, etc.

 

Tener un hijo es uno de los momentos más memorables de tu vida, por eso planearlo debe ser súper importante, informarte, leer, escucharte y hablar con tus doctores y pareja para que todo salga como lo has soñado.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.