Salud visual de los niños

Rebeca tiene una nena de 6 años que está aprendiendo a leer. Al sentarse con ella a practicar, detectó que la niña fruncía mucho el ceño ya que le costaba trabajo poder distinguir bien las letras. Gracias a esto, Rebeca llevó a su hija al doctor quién le detectó miopía.

Es muy difícil detectar un problema en la visión de los niños y el caso de Rebeca es un ejemplo de que esto puede afectar el rendimiento escolar de los niños; por eso, los papás deben estar atentos a cualquier señal que alerte sobre una visión deficiente.  

Lentes para niños

Señales de alerta

El ojo es un órgano que se termina de desarrollar hasta el fin de la adolescencia, por lo tanto, aunque al nacer un bebé los doctores le hacen una revisión esta debe repetirse anualmente hasta los 3 años de edad y posteriormente cada tres años hasta que cumpla 18.

Aunque lleves a tu hijo a sus revisiones periódicamente, hay algunas señales que no debes dejar pasar y ameritan que lleves a tu pequeño a una valoración con el oftalmólogo.

*Se acerca mucho a los objetos para poder verlos bien.

*Ladea su carita tratando de enfocar su visión.

*Un ojo se desvía o junta los dos.

*Al colorear no puede distinguir claramente los contornos.

*Se queja de dolor de cabeza.

*Si detectas una mancha blanca en el ojo al momento de tomarle una fotografía, llévalo inmediatamente con el doctor ya que puede ser síntoma de un tumor.

maxresdefault

Tips para elegir los lentes

En caso de que el doctor determine que tu hijo necesita utilizar lentes, toma en cuenta lo siguiente:

*Que le gusten al niño y se sienta cómodo con ellos.

*Que sean lo suficientemente grandes para que pueda ver en todas las direcciones.

*No deben quedar arriba de las cejas, ni ser más anchos que su carita.

* La montura del puente debe ser preferentemente entero.

*Las varillas flexibles y ajustables.

*Los lentes no se le deben mover al girar la cabeza o mirar hacia abajo.

Recuerda que los niños son inquietos y los lentes deben ser aptos para que pueda realizar todas sus actividades con ellos. Si involucras a tu hijo en la decisión de compra será más fácil aceptarlos en su vida.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.