ME EMBARACÉ Y ME QUEDÉ SIN AMIGOS, ¿QUÉ PASÓ?

Dicen que en los peores momentos es cuando se conoce verdaderamente a los amigos, pero yo diría que también en los mejores. No es que lo esté inventando es que me pasó: cuando me embaracé mis “amigos” empezaron a desaparecer.

 

En los primeros meses, cuando lo anuncié, todo era felicidad: ¡Nos harás tíos! ¡Que linda tu pancita! Era la primera de mis amigas que daría ese gran paso a la maternidad y todas las demás parecían estar contentisimas de vivirlo a través de mí.

 

Pero el gusto duró muy poco porque empezaron a hacerme a un lado, ya no me consideraban para las salidas, cuando me invitaban lo hacían con un “pero” desde antes: “Vamos a ir a celebrar el cumpleaños de fulanita, pero es en la noche, en un bar… no sabemos si puedas ir”. ¿Qué? Pues para saber tendrían que preguntarme, ¿no? Pero qué tal que en vez de pensar de esa manera sólo me invitaban y yo decidía si podía asistir o no.

 

Aunque ese tipo de invitaciones no duraron mucho porque poco a poco simplemente me dejaron de invitar a sus reuniones. Cuando quería verlos, yo tenía que organizar la salida, y de preferencia temprano para no intervenir en sus planes de “fiesta”.

Las 5 amigas que toda mamá debe tener

Embarazarme fue como un truco de magia en el que automáticamente me volví invisible. Estoy de acuerdo, ya no puedo salir de fiesta hasta al amanecer tres veces por semana y eso me volvió automáticamente aburrida para ellos, pero tampoco significa que viviré encerrada para siempre, de vez en cuando me puedo unir a la fiesta.

 

También entiendo que hablo mucho respecto a esta etapa en mi vida, pero tampoco me olvido de sus vidas y estoy al pendiente de lo que les pasa, no es como todo gire alrededor de mi.

 

Cuando nació mi hijos las cosas empeoraron, con decirles que hoy mi niño tiene dos años y aún hay “amigas” que no lo conocen. No las juzgo, entiendo que estamos en etapas diferentes de la vida, sólo me hubiera gustado que reconocieran que no cambié, que sigo siendo la amiga divertida y confiable que conocieron antes de que me embarazara.

 

¿A ustedes les pasó? ¿Cómo reaccionaron ante la situación? La verdad yo sigo asimilando un poco la situación, soy muy feliz con mi familia, pero a mis amigos también los consideraba parte de mi familia. Ni modo, parece que así es la vida…

 

Recupera tu vida post bebé

3 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.