Mi bebé tiene fiebre, ¿qué debo hacer?

Una de las peores pesadillas de todas las mamás.

Camila es una nena de un año que rara vez se enferma. Hace unas semanas comí con ella y sus papás, todo estaba muy bien hasta que comenzó a vómitar. En cuestión de minutos le subió la temperatura y nos regresamos al depa espantadísimos. Le llamamos a nuestros papás y le aplicamos a la nena todos los consejos que nos dieron, hasta que el papá decidió llevarla a urgencias. Sabia decisión.

 

Después de ese episodio, la mamá de Cami y yo caímos en cuenta de todos los mitos que hay con respecto al tema. Para dejar de andar cometiendo errores y sentirnos más seguras, buscamos a un especialista en el tema que nos aclarara nuestras dudas.

 

Le preguntamos al pediatra Ernesto Antonio Jiménez cómo le hacíamos para combatir la fiebre e inmediatamente nos aclaró “No hay que perder la perspectiva; La fiebre no es el enemigo a vencer, solo es la alerta que da nuestro cuerpo para avisarnos que está siendo víctima de una infección”

 

Esto no quiere decir que dejemos al niño ardiendo en temperatura. La fiebre nos está avisando que algo malo está sucediendo en su organismo y es necesario identificarlo para combatirlo.

 

Tips para bajarle la fiebre

 

La temperatura normal de un peque es de 36.2º C a 38.2º C, a partir de 38.5º C podemos hablar de un ataque de fiebre. Primero hay que intentar bajarla con controles físicos y para eso, el pediatra Jiménez nos compartió estos tres pasos.

 

Paso 1

Quítale la ropita. Tenemos la idea de que el niño está enfermo y lo queremos cubrir provocando que se incremente la temperatura. Déjalo en pañal o calzoncito y solo si el ambiente está muy fresco, colócale una camisetita.

 

Paso 2

Dale un baño de agua caliente. Si, leíste bien: agua caliente. Tómale la temperatura a tu peque y calienta el agua 2 grados arriba, échale agua en su cabecita y en la espalda, hasta que se enfríe. Si utilizas agua fría tendrá una baja de temperatura corporal muy brusca y el cuerpo le pedirá más calor, haciendo que después le suba la fiebre.

 

Paso 3

Si después del baño sigue con temperatura, es momento de auxiliarnos de un medicamento: Paracetamol. Tenlo siempre en casa y en caso de que la fiebre no ceda, adminístraselo. En tu próxima consulta, pregúntale al pediatra la dosis adecuada para tu hijo.

 

Si después de haber realizado los tres pasos el niño no mejora, llévalo a urgencias.

 

¡Mi hijo está convulsionando!

 

Primero hay que aclarar algo muy importante: es la infección lo que causa la convulsión, no la fiebre. Por eso tu peque puede tener 38.5º C y convulsionar o 40º C y solo sentirse mal. En caso de que convulsione, el pediatra nos indicó qué debes hacer.

 

– No introduzcas tu dedo en su boca. La fuerza de su mordida te puede lastimar seriamente.

– Mide el tiempo que dura el ataque para que se lo informes al doctor. Si hay alguien más contigo, pídele que le tome un vídeo al ataque para que lo muestres al especialista.

– Colócalo en una superficie donde no se pueda golpear, de preferencia ponle una almohadita detrás de la cabeza.

– Terminando el ataque lleva al niño a urgencias.

 

Es importante que tengas muy presente que al mencionarte que lleves a tu hijo a urgencias, no nos referimos al consultorio del pediatra. Debes acudir al hospital más cercano ya que ahí tendrán todo el equipo necesario para atender a tu pequeño en caso de una emergencia.

 

Pediatra Ernesto Antonio Jiménez, mail pediatra@yahoo.com
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.