Mi ex se quiere llevar a mi hijo en Navidad

Si tienes que vivir una situación así, te compartimos algunas recomendaciones para sobrellevarla.

Hace cuatro años mi amiga Cristina y su exmarido Daniel decidieron divorciarse. A partir de ese momento, la pelea por quién va a pasar Navidad y Año Nuevo con su hijo Dany, es el tema de nunca acabar.

Como Cristina y Daniel, hay muchas exparejas que no han logrado llevar una buena relación después de su separación. Esto conlleva a lágrimas, reclamos, melancolía y mucho dolor, sentimientos que empañan la época navideña. Todos tenemos derecho a pasar las fiestas con nuestros hijos (si, incluso tu ex) pero no hay que olvidar que lo más importante es proteger a los peques.

Ellos sufren mucho con la separación y lo que menos queremos es arruinarles una época que debe ser de ilusión y paz. Si tienes que lidiar con esta situación, te comparto algunas recomendaciones para sobrellevarla.

Mantengan el foco en los niños

Es entendible que una separación puede provocar sentimientos de dolor y rencor, pero no olvides que la prioridad son los peques. No dejes que el enojo te nuble la mente llevándote a tomar decisiones, sin pensar en las consecuencias para ellos.

Si tu pareja tiene armado un viaje súper padre para estas fiestas, no dejes que tu rencor te domine, al grado de privar a tus hijos de una buena experiencia.

Planea

No quieras resolver el dilema de cada año a principios de diciembre. Terminando las vacaciones de verano es una excelente época para comenzar a planear qué van a hacer. Quizá pueda pasar Navidad con uno y Año Nuevo con otro. O las cenas con uno y al día siguiente disfrutar de los juguetes y el recalentado con otro.

Para poder negociar diversas alternativas deben contar con tiempo para planear y organizarse.

Hagan un presupuesto general

No se pongan a competir entre ustedes por quién compra el regalo más caro. Siéntense a platicar y armen un presupuesto entre los dos, aprovechen que para los chiquitines es Santa Claus o los Reyes Magos los que traen los regalos y no tiene caso que quieran “comprar” a sus hijos.

No olviden que aún con todos sus problemas, los límites que tienen los niños en su educación deben ser respetados. Por ejemplo, si tienen restricciones con respecto a los videojuegos, no caigan en la tentación de comprárselos solo por querer molestar a su ex pareja.

No los hagas sentirse culpables

No se vale que los niños sufran de chantaje emocional por parte de sus padres. Si ya decidieron quién se queda con los niños, el otro no debe hacerlos sentir mal con expresiones como “espero que se la pasen bien, mientras yo me la paso solo en Navidad”, por eso es tan importante que planees con anticipación lo que vas a hacer, así no dependerás de tus hijos para pasártela bien y ellos no cargaran con una culpa que no les corresponde.

Sé que hay ex parejas extremadamente difíciles, con quienes es casi imposible llegar a acuerdos y respetarlos. Si lamentablemente este es tu caso, nadie mejor que tú lo conoce y recuerda que es mejor darle por su lado con tal de que los niños no pasen por momentos amargos.

Está comprobado que al crecer, los hijos detectan quien es el padre conflictivo y podrán tomar sus propias decisiones.

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.