Mitos y realidades de la desparasitación

Que si da diarrea, que te hace daño, que dañas tu sistema digestivo… Hay muchísimos mitos acerca de la desparasitación, pero no todo es cierto y no todo pasa como la gente dice.

 

La realidad es que en el mundo una cuarta parte de las personas tienen parásitos y no lo saben, y aunque puedes vivir muchísimos años con ellos y no notar nada diferente, la realidad es que pueden traer repercusiones a tu salud, o incluso deteriorar la calidad de vida de tus hijos.

 

Pero ¿por qué la gente sabiendo esto no se desparasita? Por varios mitos, que desmentiremos a continuación;

 

“El medicamento es tan agresivo que debes quedarte en casa varios días”

Mentira, antes había tratamientos largos, de hasta 21 días, con varios efectos secundarios, pero hoy en día hay medicamentos muy efectivos de un solo día y seguros para eliminar los parásitos.

 

“Me voy a laxar”

Mito. Si bien al desparasitarte la única forma de eliminar a los parásitos es a través del excremento, no necesariamente se presentan diarreas o evacuaciones tan agresivas. Lo normal es que todo siga como siempre, pero si se llegará a presentar diarrea, gases o dolor, es importante acudir con el médico.

 

“Si yo soy súper limpio no tengo parásitos”

Esto es falso. Aunque la limpieza sí disminuye el contagio, la realidad es que puedes adquirirlos donde menos te imaginas, por eso es importante prevenir esta situación con buenos hábitos de higiene, comer en lugares limpios y de confianza para ti, así como desparasitarte 2 veces al año como hábito para prevenir tenerlos.

 

 

“No me pasa nada, solo están en mis intestinos”

Falso. El escenario más grave es que la concentración de parásitos sea tan grande que salgan del sistema digestivo y entren en el torrente sanguíneo, desde ahí pueden desplazarse a otros órganos vitales como los pulmones o el cerebro provocando consecuencias  …….

 

“Si no tengo comezón no tengo parásitos”

La realidad es que no siempre se presentan síntomas, puedes alojar parásitos en tu sistema digestivo hasta por 15 años sin presentar alguno, pero no por no tener síntomas significa que es bueno. La comezón indica que hay una probabilidad muy alta de tener parásitos, pero también hay otros.

 

“Nunca lo he hecho y si lo hago seré más susceptible a tener parásitos”

Mito. Puedes adquirir parásitos incluso hasta en tu casa, comiendo en la calle o al tomar agua de algún lugar contaminado. Tu cuerpo no se hace más vulnerable, al contrario, hacer de la desparasitación un hábito trae más cosas buenas que malas.

 

“Voy a evacuar las lombrices”

Mito. Depende del tipo de parásito que se tiene, incluso hay personas que llegan a evacuarlas sin haberse desparasitado.

 

“Todos tenemos parásitos, pero se quitan con el tiempo”

Falso. Las parasitosis que no se atienden pueden causar graves daños en la salud, sobre todo en los niños. Y aunque los parásitos pueden alojarse mucho tiempo en los intestinos, lo mejor es eliminarlos con medicamento antes de que sea una situación más grave.

 

“Voy a engordar si me desparasito”

Esto es falso, tu peso no tiene porqué afectarse, al contrario, al asimilar mejor los nutrientes, tu salud estará mucho mejor. Si llevas una dieta balanceada, desparasitarse no afectará en nada tu cuerpo.

 

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda que la desparasitación sea cada 6 meses y deben hacerlo todos los miembros de la familia (hasta tus mascotas). Lo más importante es consultar a tu médico sobre el tema y ante cualquier síntoma que notes, como dolores de cabeza, mareos, ascos, dolores abdominales, trastornos del sueño y picor, desparasitarte.

Categoría/s: branded content Niños

Autor: gus1

¿QUIERES PARTICIPAR EN LA CONVERSACIÓN?