¡No le puedo dar pecho a mi hijo!

Hace unos días me llegó la carta de una mamá Aserrín. En ella me contaba su difícil experiencia al no poderle dar pecho a su bebé por cuestiones de salud y cómo tuvo que enfrentar los cuestionamientos de las personas a su alrededor.

 

¿Quieren saber su historia?

 

 

“Siempre soñé con ser mamá y por eso escogí una carrera que me permitiera dedicarle tiempo a mi familia.

Cuando me embaracé no podía describir mi alegría. Sin embargo, en la recta final del embarazo todo se puso de cabeza y una vieja enfermedad complicó mi salud. Finalmente nació mi bebé, pero para contrarrestar mi padecimiento tuve que tomar medicamentos muy fuertes que ocasionaron una triste realidad que nos sucede a muchas; no podía dar pecho.

Recuerdo que en el hospital me proporcionaron una lata de leche en polvo Infacare y una de las enfermeras se sentó conmigo para explicarme de qué manera podía seguir sintiéndome cercana a mi bebé, aunque le estuviera dando mamila.

 

Pero yo me seguía sentiendo muy triste, y pensaba que le estaba fallando a mi hijo. Para colmo, familiares y amigos comenzaron a cuestionarme insinuando que estaba evadiendo mi responsabilidad como madre y caí en depresión.

 

depresionpostparto

Así estaba yo; enferma, deprimida y con los pechos reventando de una leche que no le servía a mi bebé, hasta que un día mi abuela me dijo “Lo que los hijos necesitan es que uno esté bien física, mental y emocionalmente; no cargando culpas”.

 

Finalmente lo entendí; quizá la vida me permitiera tener otro hijo con el que pudiera vivir la lactancia materna, pero en este momento no era así, y en lugar de estar peleando con la leche de fórmula, debería estar agradecida de que existiera ese polvito que me estaba ayudando a alimentar a mi bebé.

 

Por otro lado estaba mi marido. Mi abuela me dejó en claro que tenía que cambiar mi actitud; él no era el culpable de mi frustración.

 

Hoy, mi esposo es mi aliado. Cuando los dolores me aquejan, prepara el biberón y le da de comer a nuestro hijo. Verlos juntos me llena de amor y ya no me importa lo que opinen los demás; solo yo sé la razón de mis decisiones.

 

papabiberon

Gracias a mi abuela entendí que si no iba a poderle dar pecho a mi bebé, al menos podía enfocarme en luchar por mi salud física y emocional para que mi pequeño pueda disfrutar de una mamá sana y feliz por muchos años.”

 

Al leer esta carta no pude más que pensar, ¿por qué nos destruimos entre nosotras? Su carta nos invita a reflexionar para no andar cuestionando la crianza de otras mujeres. Me quedo con las palabras de su abuela “Un niño solo necesita a una madre que esté bien física, mental y emocionalmente, no cargando culpas”. ¿Ustedes qué opinan?

7 Comments
  1. Leyendo este artículo en verdad entiendo que no soy la única y en verdad es un alivio el conocer más casos parecidos al mío.

  2. Mi bebé tiene casi 2 meses y por circunstancias de la vida me enteré de mi embarazo hasta la semana 26, para esto no presente ningún síntoma ni anomalía, reglaba normalmente y todo era muy normal. Cuando doy a luz la leche tardó mucho en bajar y era muy poca a lo que en el hospital me sugirieron el biberón, cosa que accedi porque mi bebé tenía que comer y yo no podía en ese momento ofrecerle pecho, pasaron los días y era lo mismo, una ocasión pegué a mi bebé al pecho y por su esfuerzo al mamar y no que no saliera nada sangraron mis pezones y l ver a mi bebé lleno de sangre fue algo traumático y desesperante debido a la frustración que sentía al no poder ofrecerle leche y fallarle como mamá en lo que podía ofrecerle, pasaron los días y mi bebé es de talla grande entonces empezaba a necesitar más leche y yo sin poder ofrecerle leche, seguíamos con Fórmula y cada que intentábamos darle del pecho lloraba por el hambre y que no salía nada, muchos de mis familiares empezaron a hacerme comentarios de que era mejor darle pecho (cosa que sabía a perfección) pero no era porque yo no quería al contrario y sin saber de mi situación hacían comentarios que pueden llegar a ser ofensivos y más porque atraviesan todo este circo hormonal después del parto y que se por sí es difícil con estas situaciones de terceros lo es muchísimo más, me sentía inútil, que le fallaba en lo único que podía ofrecerle a mi bebé. Lo intente todo, tomar pastillas de levadura, tomar tanto remedio me decían y nada, la sugerencia de la doctora fue seguir con biberón y es el día de hoy con casi 2 meses que mi bebé es un niño muy sano, gracia a eese polvito que nos dio una alternativa, el polvito que muchos juzgan sin saber la situación por la que atravesamos cada mamá.

  3. Zaide Cortes realmente siento mucho tu caso de vdd, posiblemente tu si pudiste haber dado lechita a tu bebe, desafortunadamente en México los hospitales aun no están al tanto de muchas cosas referente a la lactancia, es perfectamente normal que no te baje leche, incluso puede tardar hasta el 5to día en bajar pero lo poquito que te sale es suficiente para tu bebe, el problema aquí fue que las enfermeras le dieran la formula a tu bebé, claro ellas tenían las mejores intenciones, y pues si el bebe llora de recién nacido solo hay que pegarlo al pecho entre mas succione mayor producción de leche habrá, además recordemos que el pecho no es solo alimento si no también un apoyo emocionall y psicológico para el bebe para todos esos grandes cambios que a sufrido de salir de nuestra pancita que tan cómodo estaba, para na próxima (si esque quieres otro bebe claro jeje) consulta a una asesora materna para que esta vez si vivas lo hermoso de la lactancia materna y ese vinculo extraordinario que se llega hacer con el bebé por este medio

  4. La verdad es que en México falta informa sobre la lactancia exclusiva. Mi bebe tiene 9 meses y toma leche materna + Alimentación complementaria. Cuando di a luz varias conocidas también y es una tristeza que piensen que la ” leche no es suficiente”. Esos son mitos al igual que no dar pecho porque se está tomando un medicamento. El bebé a media que succiona incrementa el flujo de la leche. Es normal que quiera estar pegado a una. Cada media hora lo están. La pediatra me explico que la naturaleza es tan sabia que acento con un estómago como un glóbito desinflado, al igual que los senos cuando acabamos de dar a luz. Cuanto más coma más leche se produce. Es natural que quieran comer cada media hora cuando son pequeños. De hecho mi bebe de 9 meses come cada rato y en las noches aun.le.doy cada tres horas. Yo estuve muy enferma y me operaron de urgencia, y todo ese tiempo que estuve hospitalizada mi bebe teniéndose para entrar a xomer

  5. Yo tuve una experiencia parecida a la de Zaide y no entiendo porque no captan el punto de este artículo, que es el que aprendamos a respetar la situación de cada mamá sin juzgar, porque cada que uno platica su experiencia sale alguien a cuestionar sin saber todo lo que hubo atrás. Mamás lactantes, qué bueno que ustedes vivieron algo tan bonito, pero entiendan que las que nos decidimos por fórmula tenemos nuestras razones y se deben respetar.

  6. Creo que las que no están bien informadas son otras leí el punto de zaide si no tiene suficiente leche para su bebé a la larga le puede causar reflujo los bebés sufren mucho incluso no pueden dormir en las noches, antes de que sucediera eso con mi pequeña decidí darle fórmula pensando que era mejor para ella

  7. A una conocida le sucedió llegó hasta el punto donde a su pequeña estaba por tener gastritis todo porque le decían que con el tiempo le iba a salir más leche y no sucedió, creo que antes de opinar se debe conocer mejor el tema y dar un punto de solución y bien estar para el bebé

Leave a Reply

Your email address will not be published.