¡NO QUIERO SER LA MADRASTRA DE CENICIENTA! ¿CÓMO PUEDO SER LA MEJOR?

En cuanto escuchas el término “madrastra”, piensas en una mujer súper mala onda que hará la vida de sus hijastros una pesadilla. Y no podemos negar que se lo debemos a la madrastra de Cenicienta. Pero la realidad es que no siempre es así, también hay madrastras que viven un infierno gracias a los hijastros.

 

Pero aquí no vamos a hablar de buenos ni malos, es imposible generalizar, y las cosas no son como las pintan en esos famosos cuentos de hadas. Sí, hay muchos factores que influyen para que la relación entre madrastra e hijastros sea de lo peor, pero nadie dijo que fuera imposible tener una buena relación.

 

Sólo hay que tener en cuenta algunos aspectos que nos pueden ayudar a disminuir la presión y a tratar de llevar una vida equilibrada, en donde ni tú, ni los niños, ni la relación de pareja tampoco sufra. Estos son algunos de esos consejos:

 

1.No te desesperes, sé paciente. Llevar una buena relación con cualquier persona, sin importar si son los hijos de tu pareja o no, lleva tiempo; aquí tendrás que ser un poco más paciente para poder construir un vínculo basado en el respeto y la confianza.

 

  1. No compitas  por el amor de tu pareja (su padre). El amor de padre y el amor de pareja son muy diferentes y por lo tanto no tienen que competir, menos tienes que sentirte desplazada por los niños, tú sabías de su existencia antes de iniciar la relación, además no son tus enemigos. A lo mejor entenderlo es más difícil para ellos, por eso debes aprender a escoger tus batallas.

 

  1. No te metas en problemas con la mamá. No es necesario tener una súper relación con la madre de los hijos de tu pareja, pero sí debe haber una relación cordial, ella tiene que sentir la seguridad de que dejó a sus hijos en buenas manos.

 

  1. No hables mal de su madre, ni de tu pareja. Recuerda que los niños repiten todo y que para ellos las únicas dos personas importantes en sus vidas son mamá y papá, por lo que estarías cometiendo una gran ofensa y seguro te pondrían como la villana si lo haces. Ahora, si dices algo de la madre y los niños lo repiten, seguramente el problema se saldrá de control porque la ex seguro hablará con tu pareja para informarle del percance, si no es que ella misma te busca para “aclarar” las cosas, y eso debe ser muy incómodo.

 

  1. No des charlas personales a los niños, eso le toca a los padres. ¿A qué me refiero? A dejar temas como la sexualidad a cargo a sus padres, ya que las decisiones sobre cómo educar a los hijos les corresponde sólo a ellos; claro, tú ayudas a su padre de alguna manera, pero porque seas su pareja no significa que tienes control total sobre su crianza.

 

  1. Que te quede claro: nunca serás la madre. Aunque la mamá esté fuera del mapa, aunque creas que te quieren más a ti, tú no eres la madre y lo tienes que tener claro, porque luchar por un papel que nunca vas a alcanzar, sólo te traerá frustración  y enojo. Lo ideal es que asumas el papel que te toca: pareja del padre de los niños.

 

  1. Trátalos como quisieras que traten a tus hijos. ¿Qué pasaría si tu ex pareja empieza una nueva relación y sabes que tus hijos van a convivir con esa persona muy seguido? Querrías estar segura de que serán bien tratados, ¿verdad? Bueno, pues la madre de ellos espera lo mismo de ti.

 

  1. Consensua todo en familia. Primero habla con tu pareja y pónganse de acuerdo sobre el sistema familiar que quieren llevar; después reúne a todos y juntos creen normas de convivencia.

 

  1. No tomes nada personal. Así como tú estás temerosa, ellos también, es un escenario completamente nuevo para ambas parte

 

  1. No te cierres al amor. Llevar una buena y sana relación es posible, sólo sé paciente, tu recompensa llegará.

TIPS PARA LLEVARTE MEJOR CON TU FAMILIA POLÍTICA

Categoría/s: Solo para mamás

Autor: Angie

¿QUIERES PARTICIPAR EN LA CONVERSACIÓN?