¿Qué tan bueno es compartir la cama con mi bebé?

¿Es la mejor decisión dormir con tu bebé? La pregunta despierta polémica entre mamás y entre expertos. Cotejamos varias opiniones para tener un panorama más general y buscar la mejor solución.

Pros

Facilita la lactancia

Según el sitio Natural Child, compartir la cama con tu bebé ayuda a amamantar de manera más natural y por más tiempo, sin tener que ir hacia otra habitación o despertar al resto de la familia.

Crea un vínculo más estrecho

En uno de sus artículos, BabyCentre menciona que el colecho permite compartir más tiempo y cercanía con tu bebé, lo cual se traduce en un vínculo más fuerte. En SheKnows.com aseguran que este tipo de lazos son importantes para su estabilidad emocional en el futuro ya que reduce el estrés y no le genera ansiedad por separación.

 

 

El bebé llora menos

En el mismo texto los expertos sugieren que al compartir la cama con tu bebé, él tiende a despertar con menos frecuencia durante la noche y, por lo tanto, llora menos. Además, la mamá reacciona más rápido si el bebé comienza a quejarse.

 

Contras

Seguridad

La Academia de Pediatría de Estados Unidos publicó un estudio que asegura que compartir la cama puede ser peligroso bajo ciertas circunstancias. El bebé podría caerse de la cama, o si tú o tu pareja tienen el sueño demasiado pesado y se mueven mucho, tampoco sería recomendable. Ni hablar de beber o fumar antes del sueño. Si te produce miedo tener al bebé en la misma cama que ustedes, sería mejor tenerlo en una cuna cerca.

Cada quien su espacio

Algunos especialistas aseguran que es esencial y saludable mentalmente que cada mujer sea la dueña de su hora de dormir, ya que es el momento del día en el que se puede poner atención a sí misma. Amanda Morin de PopSugarMoms dice que puede sonar un poco egoísta pero los padres deben tener su propio espacio. Además, aseguran que el bebé debe tener su lecho para ser independientes.

Baja la intimidad

Una de las piezas fundamentales de esta ecuación es la relación con tu pareja, ya que seguirán siendo papá y mamá hasta en la cama. Es un aspecto que debes considerar y platicar con él para que ambos estén de acuerdo.

Alternativas al colecho

El sitio PopSugarMoms seleccionó algunas opciones que podrían sustituir a tener al bebé en tu cama.

Una cuna con ruedas que puedas desplazar hacia tu recámara para que el bebé pase la noche con ustedes cuanto tú lo decidas.

 

Una cuna mecedora que puedes poner al lado de la cama para arrullarlo rápidamente.

Una cuna que puede colocarse al lado de la cama, como si fuera una extensión de ésta. Así puede estar a tu lado sin el riesgo de caerse.

 

Un colecho que puedes poner a tu lado para que esté protegido mientras duerme en la cama.

¿Qué opinas de compartir la cama con tu bebé? Háznoslo saber en los comentarios.