Quiero que mi bebé hable cuanto antes

A todas las mamás nos urge que nuestro bebé comience a hablar cuanto antes, para escuchar su vocecita y saber qué es lo que ocurre en su interior (sobre todo cuando llora y no sabemos qué es lo que le pasa).

Cada bebé tiene su propio ritmo para comenzar a expresarse con palabras, pero sí puedes ayudarlo para desarrollar su lenguaje, y de hecho es recomendable.

Platica con él

Desde que empieza a decir sus primeras palabras, no importa que sean pocas, dedica tiempo a hablar con él. Preguntarle cómo se siente, qué está haciendo o qué se le antoja para comer. Usa frases cortas y pronuncia las palabras lentamente para que siga el hilo de tu conversación. Hazle preguntas constantemente.

Por otro lado, motívalo a expresarse. Si señala un vaso y dice “agua”, dile “claro, es agua, ¿quieres un poco?”. Trata de que no sólo responda con un “sí” o un “no”, pregúntale por qué quiere agua, por qué le gusta, etcétera.

Claro que tu bebé no va a pronunciar las palabras correctamente al inicio y no tendrá bien trabajada su gramática, así que no lo corrijas. Basta con que tú sí hables correctamente para que él vaya aprendiendo. Por eso es muy importante también predicar con el ejemplo.

La importancia de los libros

En este sentido, leerle cuentos es clave para que aprenda a estructurar sus frases correctamente, y también para agregar palabras a su vocabulario. Mientras le lees aprovecha para preguntarle si conoce el significado de tal o cual palabra, y explícaselo, también pregúntale qué le parece la historia, el personaje, etcétera. Aprovecha estos momentos para hacerlo platicar.

Si es posible, aprendan algunos cuentos infantiles que terminen en rima, para que él complete las palabras. Por supuesto, las canciones infantiles son otra gran ayuda. Canten en el auto, por ejemplo, y después sigue cantando en casa, haciendo pausas en las rimas para que él sea quien termine cada verso.

¿Cuándo tiene que empezar a hablar?

Los bebés comienzan a decir sus primeras palabras antes del año, pero es hasta los 15 o 18 meses cuando empiezan a hablar con fluidez. Si sientes que tu peque tiene problemas para hablar, no te preocupes, cada uno tiene su propio tiempo. Sin embargo, consulta con un especialista si a los dos años todavía no puede expresarse con claridad, si responde con pocas palabras por más que lo invitas a platicar o si todavía no puede con palabras sencillas como “agua” o “leche”.

Oli