¿Sabes lo que es el Tamiz Neonatal?

Seas mamá primeriza o no, es importante anticiparse a cualquier enfermedad que pudiera desarrollar tu bebé a corto o largo plazo. Aquí es donde entra el Tamiz. Una prueba de laboratorio que se hace en niños recién nacidos para detectar enfermedades con las que nazcan y no sepamos todavía. Como toda enfermedad, un factor importante es la detección temprana para un tratamiento más efectivo, antes de que empiece a notarse cualquier síntoma.

 

De acuerdo con la Dra. Milagros Neumann, pediatra especialista de la plataforma de Doctoralia, en el estudio se incluyen enfermedades que tienen relación con las horas de vida y lo que ha consumido de alimento. Es muy importante que tenga por lo menos 24 horas de nacido y que haya sido alimentado, sea con leche materna o con fórmula para estar seguros de cualquier resultado que arroje el estudio. El tiempo ideal para realizarlo es entre los 2 y 5 días. Si no fue posible durante los primeros días, a las dos semanas nuevamente hay oportunidad para hacer la prueba.

 

Aunque para fortuna de toda madre, el Tamiz es un procedimiento de rutina, por lo que, en teoría, no hay que preocuparse por acordarse de solicitarlo ya que es un estudio básico y gratuita ya que también lo proporciona el servicio público de salud, asegura la especialista Neumann.

 

El estudio es muy sencillo, consta de obtener unas cuantas gotas del talón del bebé, posteriormente, la sangre se manda al laboratorio y se regresan los resultados a los padres.

Se creó un estudio básico gratuito de Tamiz ya que se busca por 4 o 5 enfermedades nada más. Se trata de las más comunes entre los recién nacidos, o bien, las enfermedades más graves y que pueden ser tratadas efectivamente si se detectan desde que nacen los infantes.

 

Claro que siempre se puede solicitar, si los padres lo desean, un estudio más profundo que busca hasta 60 enfermedades congénitas diferentes que pudiera tener un recién nacido. A este se le conoce como “Tamiz Ampliado”, pero esto ya es a nivel privado y tiene un costo.

 

De cualquier forma, la pediatra Neumann insiste en que no se deben saltar este estudio, o bien, al tratarse de un procedimiento de rutina, lo que puede suceder es que los padres no recojan los resultados porque el bebé pueda parecer sano a simple vista y no presentar ningún síntoma. Como ya hemos mencionado, la detección temprana es importante ya que de lo contrario puede resultar difícil de tratar al bebé y se puede deteriorar la calidad de la vida, como con retraso mental, inhabilidad de caminar, sordera, etc.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.