Sangrado durante el embarazo ¿Es normal?

Durante el embarazo, alrededor del 40% de las futuras madres llegan a experimentar sangrado, la mayoría de las veces no significa un problema, pero puede ser señal de una complicación por lo que hay que tratarse inmediatamente con una consulta médica.

Cuando vemos sangrado en el área vaginal nuestras alertas se activan, es por ello que la doctora Georgina Alejandra Centeno Duran, especialista de la plataforma Doctoralia, proporciona las razones por las que puede presentar este sangrado durante los primeros cuatro meses de embarazo:

  • Sangrado por implantación: Al momento de que el óvulo fecundado se adhiere al útero puede romper unas pequeñas venas que se encuentran en el endometrio. Este sangrado llega a ser confundido con una menstruación más ya que sucede cuando es posible que todavía la mamá no sepa que está embarazada. Este caso, sin embargo, generalmente es muy escaso. 
  • Infecciones en las vías urinarias y vaginales: Según la Secretaría de Salud se llegan a presentar hasta en un 50% de embarazadas enfermedades vaginales o en las vías urinarias. Algunas de ellas, como la candidiasis u otras de transmisión sexual, aunque no estén relacionadas directamente con el embarazo, pueden causar sangrado al provocar lesiones en vagina o cervix e incluso causar amenaza de aborto dependiendo la gravedad de las mismas. 
  • Aborto espontáneo: Es una de las principales preocupaciones al notar el sangrado y, según la misma Secretaría de Salud, puede ser causado por alteraciones cromosómicas en el producto, alteraciones hormonales o enfermedades crónico-degenerativas como diabetes descompensada o hipotiroidismo. 
  • Embarazo ectópico: El sangrado escaso puede ser síntoma de que el óvulo fecundado se implantó fuera del útero y no hay forma que el bebé nazca por lo que se debe realizar cirugía al diagnosticarlo.

En la segunda mitad del embarazo además de las infecciones y el aborto espontáneo, surgen nuevos problemas potenciales que se pueden manifestar:

  • Desprendimiento prematuro de placenta: Sucede cuando la placenta se desprende de la pared interna del útero. Esta situación puede llevar a  una cesárea de emergencia por poner en riesgo la vida del feto y la madre.
  • Placenta previa: Esta se produce cuando la placenta se implanta inadecuadamente y cubre todo o parcialmente el cuello del útero en su parte interna.
  • Trauma en el cuello uterino: El tejido del útero es particularmente sensible durante el embarazo por lo que con relaciones sexuales puede ocasionarse una pequeña hemorragia por la penetración. Además durante el embarazo en ocasiones se observa en el cuello del útero eversión glandular, la cual provoca mayor riesgo de sangrado sin complicar el embarazo. 

Para más información visita  Doctoralia MX