Ser madre equivale a tener… ¡dos trabajos y medio!

¿Quién dice que ser madre no es trabajo? ¡Lo es! Es una de las más grandes responsabilidades de este mundo, estamos moldeando al ser humano del presente, al que desde hoy cambiará al mundo. Así que quien diga que no es trabajo, por favor, deténganlo. Y si no le es suficiente saber nuestra misión como madres, hoy les puedes decir que no lo dices tú, ¡lo dice la ciencia!

Ser madre equivale a tener dos trabajos y medio, reveló un estudio realizado por la empresa estadounidense de jugos “Welch’s”. La compañía hizo un análisis con más de 2 mil madres norteamericanas, con hijos de entre 5 y 12 años,  para conocer cada uno de los movimientos que hacen en su día a día y encontró algo que para otros puede parecer sorprendente, pero para quienes somos madres sabemos que no es nada del otro mundo: ¡las madres trabajamos como locas!

No, no es que quiera parecer exagerada, pero ustedes saben que ser madre es un trabajo de tiempo completo. Bueno, qué digo de tiempo completo, ¡de dos tiempos completos! Pues los resultados del estudio arrojaron que ser madre equivale a tener dos trabajos y medio.

La mayoría de nosotras nos levantamos a las 6 de la mañana y estamos sin parar hasta la noche, suponiendo que hasta las 8 de la noche, estaríamos trabajando un turno de 14 horas diarias por 7 días a la semana. Claro, esto sin contar que no tenemos “hora de comida”, ni descansos, pues bien sabemos que hasta para comer los hijos son primero. Y si contamos las “horas extras”, que pueden ser cuando nuestros hijos se enferman, ¡ni qué decir!

Y no sólo el estudio de la empresa de jugos lo dicen, un estudio de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, resaltó que ser madre es mucho más cansado que trabajar. Ellos entrevistaron también a 2 mil padres, y uno de cada 10 dijo la salud emocional y física se compromete cuando se trata del cuidado de los hijos.

De hecho, los resultados mostraron que el 13 por ciento de los participantes poseía altos niveles de cansancio y sentimiento de incapacidad.  ¿Y a quiénes creen que les pega más ese cansancio? ¡Claro! A nosotras las madres.

Así que cuando te digan que ser madre “no es trabajo”, enséñales esta nota y restriégales su error en la cara. ¡Jum!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.