Soy mamá y busco mi tribu…

Desde que me embaracé escuché hablar sobre crear una tribu, o sea, un grupo de mujeres que estén pasando o acaben de pasar por lo mismo que tú, para que a través de sus experiencias y sabiduría te ayuden en los momentos difíciles, especialmente.

 

Confieso que me pareció un poco raro y de flojera la idea de las mujeres reunidas tipo escena de Jerry Maguire. Además, yo tenía una amiga que estaba de 3 meses más que yo con la que a veces compartía anécdotas, preguntas, dudas y sentimientos y pensé que con eso era suficiente.

 

Cuando nació mi bebé empecé a sentir esa necesidad de tener a alguien a quién poder preguntarle cosas, además de mi madre, claro.

 

Necesitaba encontrar alguien a quien decirle que me dolía mucho la cabeza, que sentía los pies muy hinchados, que odiaba la faja  y que mi cicatriz de la cesárea era más grande de lo que esperaba, que la lactancia me estaba arrancando la felicidad, en fin…

 

Porque compartir las cosas lindas es fácil, se lo puedes contar a quién sea y listo, pero cuando necesitas un consejo, un apapacho, unas palabras de ánimo no cualquiera puede entenderlo, especialmente si no ha vivido una cuarentena, un parto o una cesárea.

 

Poco a poco fui creando mi tribu, y no crean que nos juntamos a amamantar ni tejer cobijas mientras hablamos de lo incomprendidas que somos.  Es más, mi tribu está formada por amigas muy diferentes que a través de la maternidad hemos encontrado nuestras similitudes, pues a veces al ser madre te das cuenta que tus amigas y tú podrán ser muy similares en gustos musicales o moda, pero en educación de hijos no piensan para nada igual.

 

Y ahora me siento aliviada cuando hablo con alguna de ellas y me dice algo como: “Te entiendo, yo estoy en las mismas”, “No te agobies, es sólo una etapa”, y un sin fin de etcéteras.

 

Es curioso que con una amiga prefiero hablar de educación, con otra de la sexualidad con la pareja, con otra de los sentimientos de ser mamá y mujer trabajadora a la vez. Creo que eso es lo padre, tener una amiga que complemente todas tus inquietudes y que para ti cada una es un tipo de influencer en tu vida.

 

Si vas a ser mamá, deseo que puedas armar tu tribu; que encuentres a esas mujeres cercanas que te ayuden con sus palabras y que te apoyen en esos momentos en los que sentimos que la maternidad nos está retando de frente y sin anestesia, porque es verdad que hay cosas que sólo nosotras como madres, podemos entender, ¿no crees?

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.