Todo sobre la cesárea

Como bien sabes existe la posibilidad de que des a luz a través de cesárea, que es como llamamos al corte necesario en el abdomen y útero para trae al bebé al mundo. En ocasiones, aunque la mamá se decida por tener un parto natural, hay circunstancias que hacen indispensable una cesárea.

[Tal vez te interese leer “¿Qué opinas de la tendencia de comer placenta después del parto?]

 

¿En qué casos programarla?

 

  • Cuando el bebé es más grande de lo normal.

 

  • Cuando el bebé viene de costado o de nalgas, ya que puede complicar el parto.

 

  • Cuando antes diste a luz por cesárea con corte uterino vertical, ya que el parto natural podría complicarse.

 

  • Cuando ya viviste una operación quirúrgica en la zona del útero.

 

  • Cuando la placenta cubre el cuello uterino.

 

  • Si padeces diabetes.

 

  • Si eres VIH positivo.

 

  • Otras complicaciones que te hará saber tu médico con antelación. Recuerda que ante cualquier duda, lo mejor es preguntarle al especialista.

 

Casos de emergencia

 

En ocasiones se programa parto natural, pero hay complicaciones que deben llevar a cambiar la decisión.

 

  • Cuando el cordón umbilical afecta el suministro de oxígeno.

 

  • Cuando el bebé no desciende de manera natural y las contracciones no dan resultado.

 

  • Cuando el bebé presenta complicaciones como frecuencia cardíaca, por lo que el médico puede preferir no someterlo al esfuerzo de un parto natural.

 

  • Otro factor que puede afectar el suministro de oxígeno es cuando la placenta se desprende de la pared uterina.
  • Conviene estar atenta a las indicaciones del médico, ya qu eincluso una fuerte fiebre durante el parto puede ser una razón para llevar a cabo una cesárea

 

¿Existen riesgos?

Según la página web de Medline “una cesárea es un procedimiento seguro y la tasa de complicaciones serias es muy baja”. Los riesgos tienen que ver con infecciones en vejiga o útero, lesiones de las vías urinarias y hemorragias más intensas de lo normal. En cuanto futuros embarazos, pueden vivirse complicaciones como placenta previa, placenta adherida o ruptura uterina.

La recuperación puede prolongarse a dos o tres días más en el hospital, dependiendo de las recomendaciones de los especialistas.

[Tal vez te interese leer “El embarazo: Expectativas vs realidad”]

 

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.